18 sept. 2007

Coppola, el empresario, regresa al cine

En otras circunstancias anunciar que Francis Ford Coppola regresa con una nueva película podría significar una noticia de gran alcance y tener a miles de fans aguardando impacientes ver alguna imagen del film filtrada en internet. Hoy día y tras la reputación del director, la precaución prima sobre el entusiasmo.

Ese nuevo trabajo en ciernes lleva el título de "Youth without youth", algo así como "Juventud sin juventud" y está basada en una novela del rumano Micea Eliade y será protagonizada por Tim Roth. Desde que iniciase el rodaje, hace ya dos años (lo que sigue demostrando su afán perfeccionista con larguísimos rodajes), se había anunciado un esperado regreso a los orígenes del realizador. Una vuelta a ese cine más personal, con presupuestos razonables para pequeñas historias pero narradas con la fuerza y el talento de Coppola.

Después de un largo paréntesis, una década sin dedicarse al cine de pleno (hay que recordar que ha producido las películas de su hija Sofía), y más interesado en otros negocios (como la viticultura, la alimentación o la hostelería), regresa a la palestra con fuerzas renovadas, aunque sin abandonar su impresionante e interesante faceta empresarial.

Lanzado por su espíritu inquieto, Coppola se ha cobijado como empresario multidisciplinar, alejado del séptimo arte y encontrando en un ecléctico imperio nuevos alicientes. Y no le ha ido nada mal, su olfato como empresario ha demostrado ser muy afinado. Por ejemplo Niebaum-Coppola es una compañía vinatera que produce en sus bodegas del valle de Napa, en California, más de un millón de botellas de preciado vino. Entre sus exitosas aportaciones, se puede destacar la presentación de un vino espumoso de método tradicional en un envase poco común: una elegante lata rosa. Su buena relación calidad/precio (según los enólogos) ha causado furor en Estados Unidos y lleva el nombre de "Sofia Mini Blanc de Blancs", y como han adivinado es llamado así por su aventajada hija. Hace un par de años que lo lanzó al mercado y vende unas 50.000 cajas anuales de este champagne. La bodega es una colosal finca victoriana, restaurada con gran cariño y con la inestimable colaboración de Dean Tavoularis (habitual diseñador de decorados de Coppola) donde los visitantes pueden, además de disfrutar del entorno, hacer un repaso por el legado cinematográfico del director a través de objetos de sus películas (estatuillas de los Oscar, la mesa original del Padrino y hasta el coche original de Tucker).

Otro ejemplo de su faceta como empresario ha sido Zoetrope.com, un innovador estudio cinematográfico virtual. Un espacio de creación e interacción que permite a aficionados y profesionales del cine presentar sus guiones, diseños, actuaciones, música y cualquier otro elemento del séptimo arte que se pueda integrar en la realización de películas. Supone un importante y original medio para que cineastas con talento puedan abrirse paso. Esta web interactiva supuso un paso más, apoyándose en la tecnología, de su revista, donde profesionales y aficionados publican sus historias.

Además Coppola ha mostrado su interés en la restauración. Se le nota que es de buen comer, todo un sibarita, que le llevó a abrir el restaurante Rubicon, junto con sus colegas Robin Williams, Robert DeNiro y el chef Drew Nieport, además de dos locales del Café Niebaum-Coppola en Palo Alto, California. Por si fuera poco, sus últimos intereses han ido encaminados al turismo y es propietario junto con su esposa Eleanor, de tres hoteles en las selvas de Bélice y Guatemala (Blancanueaux, Turtle Inn y La Lancha) y planea un nuevo resort en Brasil.

Sin embargo, a sus 66 años, no parece que las energías le fallen. Muy al contrario, Coppola a las puertas de estrenar su nueva película, ya se encuentra sumido en las localizaciones en Argentina para su siguiente proyecto cinematográfico: "Tetro", que comenzará a rodarse en Buenos Aires a comienzos de 2008. Los actores protagonistas serán Javier Bardem y Matt Dillon y narrará la historia de una familia de emigrantes italianos en el país suramericano.

Coppola, a pesar de sus sonados tropiezos, es un genio y aún nos tiene que dejar más muestras de ello.

11 comentarios:

el_irlandés dijo...

Joder, ha vuelto. Chachi. Y olvídese de lo de las húmedas noches que Megan Fox es mía. Aunque ella aún no lo sepa.

alicia dijo...

Tengo muchas ganas de ver como queda Youth without youth, y no sabía nada de que ya estaba con un próximo proyecto, con Javier Bardem ni mas ni menos. Este chico no para: Woody, los Coen, Coppola...

missangria dijo...

Estos genios me producen gran admiración.Menuda mente pivilegiada.

saludos,

Josep dijo...

Una nueva película de Francis Ford Coppola siempre es un acontecimiento esperado.
Cuando los mortales se jubilan, los genios brillan, apagando algunos fuegos fatuos.
Coppola, vinatero, sabe que el tiempo juega a su favor, en todo...

Dr., tengo un regalo para tí: pasa a recogerlo, anda, por favor...

Saludos.

ALOMA69 dijo...

Como siempre informando así de bien para nuestro deleite.
Me ha puesto al día con el genio COPPOLA, uno de mis imprescindibles, ansiosa estoy por visionar lo último, pues.

Saludos post-vacacionales!!!

harry-o dijo...

Hola.
Me congratula su vuelta; los blogs de calidad no deben desaparecer.
Después de años sin saber linkear mi hija ha tenido la paciencia de enseñarme: Ya está usted en mi lista de enlaces.
En relación a Coppola... sobran las palabras.
Un saludo.

BUDOKAN dijo...

Hola, creo que la vuelta de este gigante a la pantalla siempre será bienvenida para los cinéfilos. Saludos!

José Almeida dijo...

No sé, lo triste es que la generación americana de los setenta no termina de realizar un legado cinematográfico digno de su propia calidad. Entre los que se quedaron por el camino (Peter Bogdanovich) los que demostraron ser mucho menos de lo que prometían (Brian de Palma), los que fueron abandonados a la orilla de la industria por sus problemas personales o el cine adolescente de los 80 (Hal Ashby, Friedkin)y los triunfadores brillantes pero casi siempre desprovistos de alma y ambición de profundidad (Lucas, Spielberg...), lo cierto es que los 90 y la primera década de este siglo son un erial de películas interesantes de esta generación.

Sólo se puede salvar algún Scorsese (Uno de los nuestros, Casino), algún Spielberg y poco más...

Y entre todas las ausencias destaca principalmente la de Coppola... ¡¡Cuántos tristes años desaparecido!! ¿Qué nos traerá ahora? ¿Qué podemos esperar?

Antiguamente muchos grandes maestros dejaron una gran última película para el recuerdo: Ford, Mankiewikz,Bergman,...

¿Qué hace falta para que éstos lo consigan también?

Un saludo. Feliz regreso

Lucinda dijo...

Si vuelve para bien y para hacer buen cine, bienvenido sea... Coppola siempre será Coppola.

siouxie dijo...

Siempre me he identificado como adepta más de obras que de autores, ya que cualquiera puede y tiene derecho a pegar sus pertinentes patinazos, (me refiero a los autores).
No obstante, a estas alturas, Mr.Coppola, me merece mucha confianza: Expectante estoy.

Saludos Dr.Strange.

Pd: Por cierto, genial su información sobre el Website de éste muchacho para colaborar al descubrimiento y nuevos valores para el cine!. Gracias:).

Otra Chilanga dijo...

Y aquí estaremos esperando. Saludos chilangos muy otros.