2 feb. 2007

Boris Karloff



Tal día como hoy pero de 1969, falleció con 81 años el aristócrata del terror. William Henry Pratt, o más conocido como Boris Karloff nos dejó para el recuerdo mucho más que su memorable personaje de Frankestein. A pesar de que pasara a la posteridad como una leyenda del cine de terror clásico, Karloff se labró una fabulosa carrera cinematográfica con gran esfuerzo, talento y formación.

Británico de nacimiento, empezó su carrera en Canadá y luego en EEUU, pero no obtuvo suerte, teniendo que compaginar otros trabajos con pequeñas apariciones en producciones del cine mudo de los estudios Universal. Primero como secundario y luego con la llegada del sonoro, en la década de los 30 le llegó su gran oportunidad. Aunque nos quede esa imagen dura y tosca por su aspecto, Karloff era un hombre culto, refinado y cordial en el trato, todo un gentleman. En 1931 trabaja en "The Criminal Code" a las órdenes del gran Howard Hawks y su nombre comienza a ser conocido.

La Universal vivió una época dorada con las producciones de grandes clásicos del género fantástico y de terror, con actores de la talla de Bela Lugosi y el propio Karloff. Curiosamente Lugosi, ya toda una estrella en 1931, descartó el papel de Frankenstein lo que brindó la oportunidad a Karloff. James Whale lo puso en manos del maestro del maquillaje, Jack Pierce y lograron una de las grandes películas míticas de la historia. El propio Karloff declaró años más tarde la dificultad que conllevó tal papel, en el que iba cargado de maquillaje y vestuario, limitando su interpretación exclusivamente en la mirada. Con esta película se convirtió en actor fetiche de la Universal y trabajó en numerosas películas durante la década de los 30: "Scarface" (1932) con Howard Hawks, "The Lost Patrol" (1934) con John Ford, "The Mask of Fu Manchu" (1932), "The Mummy" (1932), "Devil's Island" (1939), la secuela "The bride of Frankenstein" (1935) con James Whale, "The man who changed his mind" (1936) con Robert Stevenson y un largo etcétera.


En años posteriores Karloff fue un actor esencial en cualquier producción de terror y trabajó en decenas de películas, incluso en el teatro, hasta los años sesenta, donde recuperó su pasado esplendor gracias a la televisión. Presentó (y protagonizó algunos capítulos) la mítica serie "The Thriller" en un nuevo apogeo del género que lo engrandeció.

Me quedo con dos títulos esenciales, en los que demostró su valía interpretativa y su impactante presencia física, desprendido de los excesivos maquillajes de otras obras:





"The Black Cat" (1934). Junto con Bela Lugosi, protagoniza un duelo interpretativo impresionante. Destacando la escena más recordada, en la que ambos se juegan el destino de una mujer a una partida de ajedrez. Una película impactante que demuestra el talento para contar una historia con tintes de misterio y terror, sin desmerecer un ápice a pesar de su antigüedad. Además de sus protagonistas, los decorados, la fotografía y la puesta en escena la convierten en una verdadera joya del género.
La película es un tenso enfrentamiento entre Hjalmar Poelzig (Boris Karloff), un satánico arquitecto con diabólicos planes, y el Dr. Vitus Verdegast (Bela Lugosi), que busca a su esposa e hija.



"The Body Snatcher" (1945). Titulada en España "El ladrón de cadáveres", fue dirigida por Robert Wise, y también comparte cartel con Lugosi. Está ambientada en Edimburgo en 1831, donde John Gray (Karloff), un siniestro cochero suministra cadáveres frescos al doctor MacFarlane, para las investigaciones y experimentos que lleva a cabo en su mansión. Sublime escena final cuando Gray se avalanza sobre MacFarlane, durante una desenfrenada carrera en una carreta bajo la lluvia. Basada en un relato de Robert Louis Stevenson y producida por la mítica RKO, es considerada como uno de los mejores filmes norteamericanos de la década.


22 comentarios:

MALEFICABOVARI dijo...

Yo es que me tengo que arrodillar, usted no será un crítico de esos de cine que en sus ratos libres se dedica a culturizar al personal? La única película que ví de este admirable actor, fué su mítica Frankestein, en la que sólo bastaba, cómo se dice, una mirada perdida, una tristeza incontenible en ella, y lo que acababa por transmitirnos, la soledad de los que a la sociedad de antanño le parecían monstruos. Yo me quedé con eso, con su soledad y la incomprensión de un mundo cruel y desalmado. Voy a anotarme todas sus referencias para visionar tremendas promesas. No se preocupe, tengo un hermano cinéfilo hasta la médula que me ayudará a encontrar estas maravillas.
Un beso, buen fin de semana, señor experto en cinema¡
Maléfica

e-catarsis dijo...

...no creo que para este tremendo actor del cine de terror resulte demasiado inconveniente felicitar este aniversario...asi que ¡¡Felicidades Sr. Pratt!!

Si me permite, decir que la adaptación cinematográfica de la pesada, no...pesadísima novela de Mary Shelly sobre esta fábula del científico pasado de vueltas, sigue siendo la mejor de todos los tiempos...conocidos.

Inolvidable e irrpetible Karloff.

Fearfrost dijo...

Yo me permito una reflexión: ¿porqué no existen actores con grandiosa capacidad interpretativa pero a la vez con un alto nivel cultural? No soy un erudito en el tema como usted doctor, pero ahora sólo me vienen a la mente dos actores que cumplan tales características Hugh Laurie y Michael Madsen.

De todas formas personalmente me gustan mucho las películas de terror, y aunque me encantan muchas en las que participó Karloff, mi favorita siempre será Nosferatu.

Lucinda dijo...

Mítico y apasionante, el gran Boris... pero no mucho más que Bela Lugosi, para mí mucho mejor y más "elegante" que Karloff. Era proverbial el odio que Lugosi le tenía a Karloff... y por eso no me extraña nada lo de "duelo interpretativo".

Saludos, doc. Y besos.

e-catarsis dijo...

...por marear un poco más...
Doc ¿le gustó Ed Wood?...


Saluetes

J.Álvarez dijo...

Uno de los grandes...! En cuanto al comment anterior: a mí Ed Wood me parece magistral, como no?

LOLITA LOP dijo...

a mi tanto conocimiento me supera , así que no comentaré nada al respecto ...¿ todavía le quedan actores de quien hablar ? ...plas, plas , plas ....


bueno un beso si le dejo por aquí

La Otra Chilanga dijo...

Huy, Doc; hoy ha desempolvado un rincón de mi ático memorial. Recuerdo muy vagamente haber visto The Body Snatcher con el título que se le conocío en España (fue el mismo que se le dio en México); pero de eso fue hace tanto que sólo conservo imágenes borrosas.
Respecto a la pregunta de Fearfrost; si me permite Doc, puedo decir que es difícil encontrar actores y actrices que al mismo tiempo que despliegan una grandiosa capacidad interpretativa tengan un alto nivel cultural, porque buena parte de nosotr@s estamos inmers@s en dinámicas cuasi mercenarias participando de proyectos que ni siquiera requieren de una preparación intelectual medianamente aceptable. Creo que el cine (y no digamos la televisión) es uno de los medios que más se prestan a esto que llamo dinámica o práctica mercenaria. Sin embargo, seguramente habrá actores y actrices, sobre todo madur@s, que son lo mismo buen@s en su oficio que cult@s.
En el teatro es quizás un poco más fácil encontrar estos raros especímenes (pero tampoco es garantía). Y supongo que en la cinematografía y la escena orientales ha de existir un sin fin de ejemplos de actores y actrices extraordinari@s y a todas luces también poseedorxs de una cultura muy por encima del común denominador; actores y actrices que son verdader@s artistas en un amplio sentido de la palabra.

apesardemi dijo...

Karloff, Lugosi, dos verdaderos monstruos ;) terribles pero buenos compañeros de mis años mozos, eran verdaderos mitos, los mejores.

Saludos Dr.

alicia dijo...

Sin duda uno de los grandes del cine de terror, que no dependía tan sólo de sus (geniales, por otro lado) maquillajes. Fue el heredero de Lon Chaney en ese estilo. Pensar que ahora si hay alguien que se pudiera comparar es Robert Englund demuestra lo muchísimo que ha bajado el nivel.

Noa dijo...

Es de los pocos que como tu bien dices impactan con su presencia física en pantalla.

Karloff, imprescindible, imperecedero y mítico por los siglos de los siglos.

Menuda clase que tiene Doc, le imagino escribiendo el post vestido con gabardina y sombrero, con una copita de whisky y tabaco de mascar. :P

missangria dijo...

Boris Karloff; era un personaje a quien le tenía especial simpatía pues un día jugando al Trivial me gané el respeto de los presentes acertando el nombre del actor que popularizó al mítico Frankenstein...aunque Vd. nos ha dado muchisima más información del actor que yo desconocía completamente.
Saludos.

pequeñoIbán! dijo...

No sé que ha pasado pero ayer te firmé aquí... contaba que el ladrón de cadáveres era una película que siempre estaba por mi facultad para coger pero que nunca me hacía con ella porque la anterior que pillé de Wise (la venganza de la mujer pantera) no me convención nada

Un saludo (Y gran homenaje)!

Anónimo dijo...

Muy buen post, Dr. Strangelove. Sólo tengo una objeción: pasa demasiado por alto una película que para mí es imprescindible: "La novia de Frankenstein". Está, a mi juicio, a la misma altura de "El ladrón de cadáveres", e incluso le diría que por encima, por su fino y extraño sentido del humor.

A este respecto, tengo que recomendar una lectura reciente, que imagino que Vd. conocerá: "El Padre de Frankenstein" (Anagrama), una novela cojonuda de Christopher Brams sobre los últimos días de James Whale. En la novela, basada en varias biografías del director, se define a Karloff como un hombre algo tosco y rudimentario, una persona excesivamente simple y plana. Por cierto, que en la novela Whales se atribuye la creación iconográfica del Frankenstein Karloff, algo que él defendió en varios momentos de su vida.

La película "Dioses y monstruos", dirigida por Bill Condom ("Dreamgirls"), se basa en esta novela, y me parece una película también fascinante (a pesar de estar protagonizada, entre otros, por el chirriante Brendan Fraser).

Por cierto, ¿ha tenido ocasión de ver algo de la serie "Películas para no dormir", que emite Telecinco?

Un abrazo,

Daniel Ruiz
www.tvtonta.blogspot.com

ALOMA69 dijo...

Su nombre ya es toda una carta de presentación, con un nombre así tenía que llegar lejos, estaba claro.

Saludos!!!

Marnie dijo...

Karloff, Lugosi, Price, Lee... qué grandes todos, qué grande su presencia escénica y qué grande su voz también! Si es que ya no se hacen actores asín, aish.

Se puede dar por satisfecho con este gran post a modo de felicitación ;)

Josmachine dijo...

Mi favorita es "La novia de Frankenstein" aunque debo decir que no he visto ninguna de las dos que recomiendas.

Tengo que ponerme al día en cine clásico de género. Me parece cojonudo para verlo con una manta enroscada y a media luz.

Un saludo.

Joan dijo...

Uhm, cuanto tiempo sin venir por el gabinete... Anoto sus sugerencias y corro raudo a la licorería para verla acompañado. Nunca se sabe a qué te tienes que agarrar cuando el susto acecha.

Sitoxic dijo...

Gran post, Grande Karloff . En arsenico por compasión está genial.

Una anecdota simpatica fue una vez que interpretó al monstruo de Frankenstein para televisión en un programa en directo. Y en una escena entraba rompiendo todo el mobiliario de una habitación. Durante los ensallos no los rompia obviamente. Pero el día que emitían Karloff apareció borracho y la gente veia como el monstruo entraba en una sala cogía una silla y hacia como que la lanzaba contra una pared pero en vez de eso la depositaba con sumo cuidado en su sitio y así toda la escena. No se si estará por youtube. Es la risa

La Otra Chilanga dijo...

Pasando por aquí, saludos.

Por cierto, los jóvenes Gael García y Diego Luna, a través de su Canana está llevando a cabo un festival de Cortometrajes llamado Ambulante; con un poco más de tiempo le estaré contando de ello (y lo que me dé chance el tiempo de ver).

thalatta dijo...

a sus pies, caballero! ohhh cómo me recuerda mis primeras películas de miedo en la tele y hasta en el cine. Y las películas que ha elegido... ¡absolutamente impresionantes y geniales! ¡qué mirada la de este hombre!
Besos mudos, doctor.

Senses & Nonsenses dijo...

soberbio post.
un gran homenaje.
un abrazo.