28 mar. 2010

Dennis Hopper recibe su estrella a punto de palmarla



Resulta algo hipócrita pero no se le puede restar mérito. Dennis Hopper, afectado por un cáncer de próstata en fase casi terminal, ha sido protagonista en las últimas semanas por acercarse su más que probable final. Pero en un gesto de agradecimiento y fuerza vital ha acudido al Walk of Fame de Hollywood donde se le hacía entrega de su mas que merecida estrella.

Sobrecogedoras palabras del mítico actor que suenan a un adiós anticipado y con un aspecto tan demacrado que apenas le sale al aliento. Se va uno de los grandes. Siempre recordado por 'Easy Rider', icono de una época, pero hay que recordar que entre los dos centenares de películas de su filmografía, participó (siendo muy joven) en las obras maestras 'Rebelde sin causa' y 'Gigante'. Que no es poco.

1 comentarios:

eltauromquico dijo...

Cuando alguien famoso esta con un pie en la tumba no faltan los oportunistas que tratan de sacar ventaja de la desgracia ajena.