30 abr. 2007

Sergio Leone, el padre de spaguetti-western



Tal día como hoy, pero de 1989, Sergio Leone falleció a sus sesenta años viendo "!Quiero vivir!" (I want to live!, de Robert Wise, 1958). En el momento cumbre de su carrera, tras finalizar su proyecto más ambicioso y prolongado, dejándonos como legado y resumen de su inmenso talento cinematográfico en "Érase una vez en América" ("Once upon a time in America") y preparando el que sería su siguiente proyecto sobre el asedio a Leningrado.



Sobre Leone hay mucha literatura, su obra ha dado y lo sigue haciendo mucho que hablar. Y en resumidas cuentas se puede apreciar una constante divergencia entre sus estudiosos. Muchos lo encumbran como un autor fabuloso, creador de un nuevo tipo de cine y otros los denostan como simple cineasta tosco y demasiado referencial. Pero, lo cierto es que a este romano universal fue poseedor de un innegable talento cinematográfico. Curtido de la misma sabia del cine, absorbido desde el seno familiar hasta desempeñar múltiples funciones dentro de muchísimos rodajes. Supo asumir todo aquel cine que le rodeaba, básicamente los peplums hollywoodienses en Cinecittá, grandes superproducciones que necesitaban contar con un gran equipo técnico. Unido a su gran admiración, casi enamoramiento, hacia América, hacia los Estados Unidos, se conjugó para conformar a un cineasta, que sería llamado a revolucionar el género más americano que ha dado el cine. Es más, se considera el único género nacido directamente del cine. Y Sergio Leone, admirador de los clásicos (como John Ford) supo darle una nueva vida y nuevo giro inesperado que lo relanzó, allá por los años 60.



Su valor es de la renovación de un género, la reinvención total para conformar un nuevo escalón dentro del cine. Con su "trilogía del dólar" convirtió al spaghetti-western en algo más que un subgénero. Añadió a su visión personal, su impronta personal y con unos resultados artísticos notables logró llegar a un numeroso público y convertirse en posterior influencia de muchos cineastas. Comenzó con "Por un puñado de dólares" ("Per un pugno di dollari") una nueva forma de entender el western, rompiendo los esquemas anteriormente establecidos y mostrando una visión moderna y apocalíptica de ese universo, poblado por tipos duros, ambiciosos, egoístas, corruptos y siempre con héroes solitarios. Precisamente este héroe solitario fue encarnado a la perfección por, el entonces desconocido, Clint Eastwood, que pasó al estrellato, a la vez que Leone pasó a formar parte de los realizadores de culto, y de paso a Ennio Morricone (inseparable en todas sus bandas sonoras), en uno de los más importantes compositores.


Quizás la clave de su aportación, fuese el desconocimiento del código que regía al western, sumado al hecho de no ser americano y quizás su falta de perjuicio a la hora de rodar, introduciendo renovadas técnicas, propias de la posmodernidad. Resulta muy difícil quedarse con alguna de sus obras, es más llevadero recordar siempre un compendio de grandes momentos, inolvidables para muchos, de sus películas más importantes. Pero quizás "Hasta que llegó su hora" ("C'era una volta il West") sea considerada como una obra magna, cúspide del género y buena muestra del talento que atesoró Leone.

Cabe hoy el recuerdo para este gran genio del cine y padre indiscutible del spaguetti-western.

21 comentarios:

alicia dijo...

Grandísimo Leone ! Qué poder tenían sus imágenes en sus spaguetti westerns, con esos absorbentes primeros planos! A la trilogía del dólar hay que añadir Hasta que llegó su hora, y por supuesto, aunque en otro estilo, Érase una vez en América. La asociación Leone/Morricone, perfecta.

Manuel Márquez dijo...

Excelente recensión, compañero, sobre una figura tan renombrada como la de Leone. Por cierto, una de mis cientos de miles de asignaturas pendientes (la única peli suya que he visto es Érase una vez en América; grandísima, desde luego, y no sólo por su metraje...).

Un abrazo,

e-catarsis dijo...

Debo reconocer que no está entre mis preferidos aunque Eráse una vez e América la he visto varias veces.
Un beso Doc como siempre un post excelente
:)

ixchel dijo...

Y aquí ando, como siempre deleitándome con tu lectura. Escribo poco, por lo tanto visito poco (no tengo notebook) y no me es posible.

Pero siempre disfrutando de lo tuyo.

Saludos Doc.

J.Álvarez dijo...

Me gusta mucho Leone... tengo un cariño especial por EL BUENO, EL FEO Y EL MALO, pero hay +,mucho +... Muy bueno el artículo! Hasta pronto.

MalditosTacones dijo...

Con usted Doctor, es imposible no aprender siempre algo nuevo. Magnífico.

Besos, lascivos, varios...

Tacones.

P.D.: gracias (por la "música").

Rick dijo...

Recuerdo haber oido decir a Tarantino que cuando el quería un primer plano lleno de pasión y tensión, lleno de fuerza, lo que decía era "dame un Sergio Leone". Con eso se dice todo.

ALOMA69 dijo...

Uno de mis favoritos, qué bien que le rinda un merecido homenaje desde aquí!!!
Mis favoritas EL BUENO, EL FEO Y EL MALO y ERASE UNA VEZ AMERICA, ésta última se convirtió en la gran obsesión cinéfila del verano, mi amiga "anna" y yo nos dedicamos a hablar durante horas sobre esta joya, sacándole todo el partido posible, creo, porque realmente no te la acabas, ES INMENSA!!!

Saludos cinéfilos!!!

Joan dijo...

Propongo que el siguiente post verse sobre el tagliatelle drama, o el tortellini thriller. No diré nada sobre el penne porno...

Marnie dijo...

Jo, pues "¡Quiero vivir!" no es mala como para que le diese un telele viéndola XD

Yo, que nunca he sido muy entusiasta del western, siempre rescato algunas de sus películas entre lo mejor del género, como la mencionada "Hasta que llegó su hora". Y es que, aunque muy a menudo el spaghetti-western ha sido un subgénero denostado, creo que precisamente el hecho de que Leone se saliera de los códigos habituales en las películas del Oeste, hace que sus largometrajes sean mucho más atractivos para aquellos a los que no nos va mucho el western por norma general.

James Joyce dijo...

Grande entre los grandes. Siempre que pienso en él me acuerdo de Clint Eastwood, que ha demostrado haber aprendido algunas cosas del gran maestro.

el_irlandés dijo...

Yo no sé cómo puede haber nadie que denoste a un tipo que creó el personaje de el rubio. Hay gente pa tó.

MALEFICABOVARI dijo...

Doctor, otro día que tengo que callar, porque ví a trozos Erase una vez América, y no le encontré la gracia, y poco mas sabía de este señor, que si ud que sabe, le hace de culto, yo hago la reverencia, y leo y aprendo y sigo.
A mi lo que me deja clavada en la silla es la galería de fotos impresionantes que tiene ud, el ritmo siempre rápido de sus textos, nunca decaen, y esa pasión por el cine, que a ud le volverá loco, pero a las demás nos deja hipotizadas, tanto alma puesto en ello. Le gusta, se le da perfecto, y encima narra cómo nadie.
Bueno, pues me alegro que siga instruyéndome.
Bss de marlboro,
Male

Cineahora dijo...

Lástima! Una muerte prematura, a los sesenta años.
Pero ahí queda su legado, y una muerte, casi con las botas puestas, viendo cine (e, ironías del destino, curioso que el título fuera precisamente "¡Quiero vivir!").

Saludos, doctor !

Pol dijo...

Yo la verdad es que tampoco he sido un enamorado del spaghetti western...pero el merito de Leone es indudable


Saludos!

LOLITA LOP dijo...

un saludo doctor que hacía tiempo que no pasaba por aquí ... tan interesante como siempre


besos

MALEFICABOVARI dijo...

Paso a desearle un buen fin de semana, y a decirle que mi barman me ha regalado 4 pelis muy buenas, que ya le contaré, voy a empezar ahora a visionarlas... ya ve, el se va de juerga, y la nena en casa amarradita a la pata de la silla....ah, que esto era un blog de cine... perdone¡
Señormío, bssssssssssssss, a la yugular todos directos, por majo¡

Alfredo dijo...

leone un maestro!!!!....es fundamental...sin mas que decir

saludos!!

Thalatta dijo...

Lo confieso, me gustan las películas de Leone, no se si por verlas de niña en el cine y en la tele, no se si por la música, por el Eastwood ¡da igual! me gusta el cine de este hombre. E impresionante la foto que has puesto.
¡Por un puñado de besos!

MALEFICABOVARI dijo...

Deja ya al amigo J.Walker y véngase por aquí a darme la lección del día, por dios... espero esté recapitulando informaciones varias para próximo post, espero...
Bss, todos para ud hoy, que no veo al barman¡

Elektra Natchios dijo...

Grandísimo, me encantan "el bueno, el feo y el malo" y "Hasta que llegó su hora", pero sobre todo "Érase una vez en América", una de mis pelis favoritas y sobre la que algún día escribiré largo y tendido :) Gran post!!

Por cierto Doctor, agradeceré que pase por mi blog y exprese su opinión sobre "Los siete samurais", de la que acabo de escribir. La ví este sábado y aún estoy dándome cabezazos por no haberla visto antes! :)

Un abrazo :)