30 mar. 2007

Inaugurando sección: personajes oscuros



Confabulándome con la magia del cine y su capacidad para introducirnos en un mundo de ficción, me voy a sumergir, como tarea adicional, en entrevistar a personajes oscuros de la historia del séptimo arte.

Definir personaje oscuro es difícil. O sencillo, según se mire. Podría tratarse de personajes turbios, villanos, malvados, torturados, femmes fatales, ... todos aquellos que coquetean con el mal, en todas sus versiones posibles, aquellos que provocan inquietud, miedo, terror, respeto o simplemente admiración. Personajes desviados, interesantes, inteligentes en muchos casos y perturbados en otros. Descienden al infierno o viven en él. Son los que, habitualmente, le ponen el contrapunto a los protagonistas y los que les dan sentido. La historia del cine está plagada de ellos. Me resultan mucho más interesantes y, por ello, les rindo pleitesía. Saben desplegar su poder y justifican truculentas historias cinematográficas. El ejemplo más evocador sería Darth Vader. Sin él ¿qué sentido tendría Star Wars y su saga?

Partiendo de esta premisa me permito el lujo de invocarles para que hagan sus sugerencias en mi buzón. Pueden proponer personajes de películas clásicas o actuales, de todos las épocas, de cualquier sexo, condición y pertenecientes a cualquier género. Ahora que se acerca la semana de pasión, me autosometo a este sobreesfuerzo, pero creo que merecerá la pena. Sólo pido nombre, película y la razón de la elección.

Esperando que sea de interés, aguardo impaciente.

27 mar. 2007

Mr. Brooks



Hoy tengo en mi gabinete un caso difícil. Uno de esos personajes de alma torturada, de desdoblamiento de personalidad. Un hombre que lucha entre sus dos mitades. Una que se nos presenta normal, la que le confiere forma, y otra perversa, desviada, que late en el fondo y toma el mando más de lo esperado. Su nombre: Mr. Brooks. Y pronto aparecerá por las pantallas de todo el mundo, encarnado en la piel de Kevin Costner.

Reconozco que me gusta indagar en personalidades complejas, esas que ocultan en su interior su lado oscuro, siempre imponente y perverso, que aflora cuando la debilidad se tambalea. Quizás todos tengamos ese otro yo latente, en unos casos más pronunciados, pero en otros aletargado a la espera de que un resorte lo despierte. Si éste fuese el caso, más vale que estemos preparados.

Mr. Brooks tiene aspecto de hombre tranquilo. Es atildado, educado de sonrisa breve pero correcta, afinado en sus gestos. Sus ojos, ocultos tras los cristales de unas gafas, observan inquietos. Llega con puntualidad británica. Algo reticente pero resignado pasa y, tras un vistazo general a su alrededor, toma asiento.

–¿Qué tal Mr. Brooks? ¿Cómo se encuentra?
–Bien. Por decir algo –contesta prudente. Puede llamarme por mi nombre si lo desea. Es Earl.

Su tono de voz denota cierto hastío. Le dejo que se sitúe unos segundos.

–Como ya sabe –por eso estoy aquí–, tengo un alter ego que se prodiga mucho últimamente. Alguien que me domina y me hace perder el control absoluto de mí mismo.
–Bien –le digo asentando con la cabeza. No es usted el único, es algo muy frecuente. Continúe.
–Cuando mi alter ego toma el mando, se desata, es un psicópata. Aunque soy consciente, no tengo ningún poder sobre él. Pero, quizás el problema más grave no sea ese. Resulta que mi otro yo es un asesino despiadado y maligno, al que le gusta la violencia y la sangre.

Mr. Brooks parece desalentado, vencido. Apenas deja entrever un ápice de esperanza. Es un Dr. Jekyll completamente dominado por Hyde.

–Doctor, mi vida es apacible. Tengo todo lo que un hombre puede desear para ser feliz. Mi familia es estupenda, mi mujer, mi hija,... en mi trabajo he alcanzado un gran éxito. Pero aún así, Marshall me impide la felicidad.
–¿Marshall es él, verdad?
–Si. Él disfruta matando, es su afición. Yo se lo impido de todas las formas posibles, lo evito, pero siempre acaba imponiéndose.
Earl, ¿supongo que su desesperanza le habrá llevado a asumir su posición?
Asiente.

Earl Brooks es un caso de desdoblamiento de personalidad, en su estado más agudo. Puede recordar a casos como el de Patrick Bateman (American Psycho) o el de Tyler Durden (El club de la lucha). Personajes subyugados por su torturada conciencia, que en casos críticos como éste, derivan en un alter ego dominante y perverso a la vez. Quizás la causa sea la acumulación de experiencias, aparentemente satisfactorias, a lo largo de la vida. Todas esas cosas que creemos nos convertirá en más felices y acaba evidenciando síntomas de insatisfacción reprimida.



Mr. Brooks, si de verdad ya lo ha intentado todo, quizás deba plantearse cambiar de vida. Alejarse de su aburrida y feliz cotidianeidad. Romper con todo, buscar nuevas sensaciones, nuevas metas. Quizás eso lo mantenga lo suficientemente distraído y excitado, como para que Marshall, su alter ego, no tenga sitio.
–Doctor, algo así tendré que hacer. Han aparecido unas fotos que me involucran como sospechoso en un crimen. Pero no resulta fácil dejarlo todo y salir huyendo.
–No es huir. Es luchar, no rendirse y enfrentarse a él para sobreponerse.
–Lo intentaré.

Mr. Brooks se levanta, me da la mano y sale tranquilo. En el diván se ha quedado su pañuelo. Lo cojo. Tiene restos de sangre seca.

Pronto veremos como resuelve su problema.

21 mar. 2007

Gary Oldman: el camaleón cumple 49


El actor de las mil caras, como también se conoce a Gary Oldman, cumple hoy 49 años. Un actor soberbio, de casta y amplia formación teatral, que le gusta moverse en personajes extremos, siempre en el filo del abismo, aportando su cautivadora presencia. Le gusta arriesgar, adentrarse en papeles de villano, con gran personalidad, no siempre dejándose atraer por las grandes producciones, lo que le convierte en una atípica estrella. Lo es más bien por su filmografía y por dedicarse al mundo del espectáculo, pero huye del circo mediático y su farándula como del fuego.


Este londinense nació tocado con el talento natural para la interpretación y, muy pronto, pudo demostrarlo en el West End de Londres, logrando el reconocimiento como actor teatral. Cuando saltó al séptimo arte corroboró su valía y comenzó su filmografía extrema. Tras su debut, pero aún desconocido, se puso en la piel del punk Sid Vicious en "Sid y Nancy", y más tarde en la del escritor Joe Orton en "Ábrete de orejas", polémico film que se adentraba en el terreno homosexual con abierto desparpajo. Se fue haciendo un hueco en el difícil y competido mundo del cine a base de películas, no siempre comerciales. Brilló por su papel en "Rosencrantz y Guildenstern han muerto", junto a Tim Roth, con personajes shakesperianos menos conocidos.


Alcanzó su estatus de villano sublime en el thriller "El clan de los irlandeses" ("State of Grace"), donde lució sus dotes para perturbar a los protagonistas de la sensacional película de Phil Joanou. Más tarde, Oliver Stone lo eligió para dar vida a Lee Harvey Oswald en su película "JFK", sobre el asesinato de Kennedy, donde compartió cartel con otras muchas estrellas. Su carácter fuerte y su capacidad de trasformarse en mil rostros, sin perder ni un ápice de calidad actoral, fue suficiente para que Francis F. Coppola le diese el papel protagonista de "Drácula". El mítico vampiro se mostraba en su piel, por primera vez, más decadente y con capacidad para el sentimiento. Oldman lo bordó y dejó patente su sello.


Desde entonces, durante el resto de la década de los noventa, se dejó seducir por grandes producciones, pero siempre con personajes radicales, villanos, malvados o corruptos ("True Romance", "The Professional", "Basquiat",...). Hizo un sensacional trabajo interpretando al mismísimo Beethoven en "Amor inmortal", brilló histriónico y extravagante en "El quinto Elemento", terrorífico en "Hannibal" y mágico como Sirius Black en "Harry Potter y el prisionero de Azkaban".



También se ha volcado en su faceta como productor. Y, junto a Douglas Urbanski, formó la compañía SE8 Group, con la que debutó como director y guionista ("Los golpes de la vida"), acaparando algunos premios. Ha aparecido estelarmente en la popular serie televisiva "Friends", en el papel de un actor alcohólico, por el que fue nominado a un Emmy. También ha impulsado una iniciativa novedosa para rodar cortometrajes destinados a su visionado en teléfonos móviles.



En la actualidad lo podemos disfrutar en la producción española "Bosque de Sombras", brillante debut de Koldo Serra, donde demuestra, una vez más, su talento y su capacidad de arriesgarse con papeles difíciles, dando la talla sobradamente.

Sólo cabe felicitar a Gary Oldman, desearle suerte y que nos siga deleitando con sus mil y un rostros diferentes.

19 mar. 2007

Las novelas gráficas en el cine: algo más que una moda.


Con el arrasador estreno estadounidense de "300" se ha corroborado el buen momento que viven las adaptaciones cinematográficas de novelas gráficas. Con Frank Miller, responsable del original, a la cabeza, el género se consagra como fuente inagotable para el nuevo cine contemporáneo.


El discutido término de novela gráfica define más bien un movimiento y no una forma, según el manifiesto de Eddie Campbell, donde se ha elevado la figura del cómic hacia un nivel más ambicioso. Uno de los padres del género, Will Eisner ("A contract whih god"), lo instituyó hace una treintena de años y, desde entonces, muchos han sido los artistas que le han dado prestigio. Entre los que destacan, Frank Miller y Alan Moore, por su espectacular aceptación y legión de fans que le siguen.



La industria del cine no ha obviado este auge y reconoce a sus creadores como potenciales guionistas para adaptaciones cinematográficas. También es cierto, que el cine ha tenido que alcanzar un nivel técnico muy avanzado para lograr plasmar en la gran pantalla ese efectista sentido que aportan las ilustraciones en las novelas gráficas. Ese momento parece que ha llegado y viendo "Sin City" o el tráiler de "300", comprobamos como la tecnología permite convertir en películas sus historias. No es necesario seguir esa estética tan cercana al original, como se deduce en las mencionadas, pero sí parece claro que traspasar el límite del papel hasta llegar a una pantalla, sin perder el concepto estético ni la sensación lograda, es un reclamo más para la industria del cine, que se ha tomado muy en serio.



En los últimos años hemos asistido a multitud de adaptaciones, unas con más éxito que otras. En 2005 "Una historia de violencia" ("A history of violence") adaptando la magnífica novela gráfica homónima de John Warner, guionista de "Juez Dredd" y Vince Locke, dibujante especializado en historias de terror, donde se nos muestra el paseo por el purgatorio de su protagonista, en su vida cotidianda. Dirigida por el controvertido David Cronenberg y protagonizada por Viggo Mortensen, con un trabajo convincente, resultó una película notable, sorprendente, inquietante y oscura.



"Carretera a la perdición" ("The Road to Perdition"), dirigida en 2002 por Sam Mendes, es una pretenciosa y costosa adaptación de la oscura novela gráfica de Max Allen Collins y Richard Piers Rayner. Ambientada en Chicago en los años 30 cuenta una historia de gangsters atípica, una nueva visión del género negro, sobre un padre de familia que es asesino a sueldo. En este caso se trata de una película irregular que desaprovecha las enormes posibilidades de su original, quedándose en un simple homenaje el cine negro clásico con grandes aspiraciones comerciales.



"Sin City" del celebérrimo Frank Miller fue adaptada, por él mismo, de forma ultrainnovadora junto a Robert Rodríguez (con la especial colaboración de Tarantino). Una historia sensacional, llena de tipos duros, corruptos y solitarios, mujeres sensuales y muchos pecados que redimir. Un universo fantástico, repleto de personajes extraños y radicales, que fue rodada en vídeo de alta definición, en un intento de acercamiento estético a la obra de Miller, con unos resultados impactantes, pero narrativamente irregular, donde se salvan sus intérpretes, haciendo mención especial en un soprendente Mickey Rourke.


"V for Vendetta" (2005), del otro gran talento, Alan Moore, ha sido todo un éxito de crítica y público, donde se ha podido disfrutar de una adaptación, discutida, pero efectista, que hay que ver con cierta distancia de su original. Las imágenes son envolventes y cautivadoras, apoyando una historia subversiva, llena de significado con un trasfondo con aroma de moraleja.



"Desde el infierno" ("From Hell", 2001), adapta la obra de Alan Moore y Eddie Campbell, en una aproximación al mítico Jack el Destripador, manteniendo una más que aceptable atmósfera obsesiva, fascinante y embaucadora en el Londres victoriano. Con un presupuesto modesto pero rodada con cuidada factura, se trata de una serie B, que se sumerge en un estilo visual novedoso y dinámico, muy cercano a la novela gráfica original.

Otras grandes novelas gráficas han tenido su adaptación destacable: "Batman Begins", "Hellboy", The Crow" o "Ghost World", son también destacables. Pero aún mucho material que tiene que ser llevado a la gran pantalla, y los productores no nos van hacer esperar. Pronto el más famosos detective de todos los tiempos, Sherlock Holmes, revivirá en una nueva película de Warner Bros, para lo que se basará en un comic-book titulado "Sherlock", firmado por Leonard Wigram. Asimismo, el propio Frank Miller no ha ocultar que la secuela de "Sin City" se comenzará a rodar a finales de abril, donde repetirán actores (Jessica Alba, Clive Owen,...) y realizador (R. Rodríguez). Mientras tanto, otras novelas gráficas aguardan su momento. Es el caso de "Berlin: city of stones" de Jason Lutes o "David Boring" de Daniel Clowes, que son algunas de las mejores novelas gráficas de todos los tiempos según la publicación "Time".

Todavía queda mucho material de calidad para que el séptimo arte siga acercándose al noveno.

16 mar. 2007

El gabinete ya está reformado



Primero toca pedir disculpas por la larga ausencia, pero había un buen motivo. Después de días intensos de trabajo para redecorar este gabinete, por fin ha llegado el momento de abrir las puertas y continuar con la tarea habitual. Muchos quebraderos de cabeza, por meterme donde uno desconoce, y demasiados sobresaltos hasta llegar hasta aquí. Una ardua labor que no recomiendo hacer sin asesoramiento o ayuda, porque resulta una empresa harto complicada.

Sentía la necesidad de darle un aire nuevo, de dejarme llevar por el espíritu sueco de ikea, para conseguir que mis pacientes se sientan más cómodos. En esta labor tiene una aportación esencial Lucinda de La espiral roja. Ya acudí a ella anteriormente y, de nuevo, he abusado de su confianza y talento para conseguir darle el toque original y selecto, que ha diseñado. Una cabecera sensacional que, espero, sea del agrado de mis pacientes. Gracias Lucinda. Tenemos pendiente una copiosa comida.

Bienvenidos. Pasen y pónganse cómodos. Hoy invita la casa.


P.D.: Durante unos días el gabinete estará de pruebas. Todo aquello que detecten no funciona, me lo comunican para subsanarlo. Gracias.

7 mar. 2007

Kubrick, in memoriam: la mirada del genio


Es día para recordar al maestro Stanley Kubrick, ya que hoy se cumplen ocho años desde su triste fallecimiento. Lo primero que llama la atención de su rostro, son sus ojos. Su principal rasgo son unos ojos oscuros y fríos, con los que el maestro desde joven comenzó a observar la realidad que le rodeaba. Como un verdadero fisgón, miraba con curiosidad, ya desde muy niño parecía inmutable por su caracter distante, rasgo bien marcado que le caracterizaría el resto de su vida.

Cuando vemos una de sus películas, adquirimos la capacidad de ver a través de sus ojos, verdadero privilegio, teniendo en cuenta que se trata de uno de los cineastas con mayor sentido visual que nos ha dejado el cine (junto a Eisenstein, Von Sternberg y Ophuls, a los que admiraba).

Sus películas son una sucesión de imágenes indelebles, una verdadera poesía visual, de bella factura, desgarradora e impactante. Desde el punto de vista formal, Kubrick era un superdotado. Preso de una obsesiva perfección, trabajaba cada plano hasta la extenuación del resto del equipo técnico y artístico, hasta conseguir justo lo que buscaba, sin detenerse ni conformarse.


Esa exaltación de la imagen y su instinto para cautivar con ellas es, quizás, innata. Pero mucho tuvo que influir el hecho de que su padre, viendo su interés, le regalase una cámara Graflex al cumplir trece años. Una cámara grande y pesada, que hizo las delicias de un ávido jovencito por atrapar su entorno. Junto con otros amigos de escuela, se dedicó a tomar fotografías, a forzar situaciones para lograr la imagen deseada, al mismo tiempo que se interesó por el funcionamiento técnico de la fotografía (las cámaras, los objetivos, el procesado). Desinteresado por su formación, volcó toda su energía en desarrollar su ojo fotográfico, afinar su sentido visual. Lo que le llevó a convertirse en fotógrafo profesional con tan sólo diecisiete años. Estuvo contratado como fotógrafo por la revista "Look", que competía duramente con la más prestigiosa "Life". Su trabajo allí le llevó a descubrir nuevas metas, dejando buena muestra de su capacidad.


El resto es muy conocido, pronto se interesó por el cine y con pocos medios (siempre fue partidario de una economía en este sentido) desarrolló su imaginación y su talento para contar historias. Los grandes narradores siempre han recomendado observar la realidad, mirar con detalle todo lo que nos rodea y, ésto, Kubrick siempre lo tuvo muy en cuenta. Su capacidad para observar estaba más que patente y desarrollada, por lo que volcó su ingenio y perseverancia en la imagen en movimiento.

Kubrick fue poseedor de un certero olfato para conferir a una imagen poder narrativo y lo fue demostrando con cada nueva película con la que se enfrentaba. Pero también poseía un empaque sólido y firme para llevar a cabo sus realizaciones. No en vano, con tan sólo treinta y dos años y una escasa experiencia cinematográfica, se vio al frente de una superproducción en Hollywood, repleta de estrellas, extras, técnicos y decorados para rodar "Espartaco". Todos afirmaron que jamás cedía ante nada y nadie, siempre imponiendo su criterio, aunque era partidario de discutir los problemas que se encontraba y escuchar la opinión de los más cualificados. Si le tembló la mano durante el rodaje nadie se percató, porque mostró su lado impasible, a través de su mirada fría e impeturbable.

Además, Kubrick le otorgó un valor esencial a la mirada. En todas sus películas, la cámara observa al actor con minuciosidad, nosotros como espectadores miramos la pantalla pero en algún momento el actor mira a la cámara y nos convierte en sujetos observados. El asunto de la mirada queda patente en muchos ejemplos: la mirada como sospecha en "Atraco Perfecto" y también en "El beso del asesino", donde el protagonista observa a través de la ventana; la mirada desafiante y heróica de Kirk Douglas en "Senderos de Gloria" y "Espartaco"; la mirada embaucadora de Lolita; el ojo omnipresente de HAL 9000 en "2001"; el experimento Ludovico aplicado a Alex de Large en "La naranja mecánica", donde es sometido a observar imágenes atroces; la mirada psicópata de Jack en "El resplandor" y de Pyle en "La chaqueta metálica"; el cruce de miradas celosas de los protagonistas de "Eyes Wide Shut".



Concluyendo, Kubrick sabía observar, sabía narrar historias con un mínimo de palabras, y nos ha dejado una filmografía en la que nos podemos sentir tanto voyeurs como observados. La mirada como ventana hacia la inteligencia humana, hacia sus virtudes, sus miedos y sus carencias.

5 mar. 2007

Eva Mendes, la lucha del estereotipo


Eva Mendes cumple hoy 33 años en pleno apogeo de su carrera. Acaba de estrenar, junto a Nicholas Cage, "Ghost Rider", y se encuentra sumida el pleno rodaje de "Cleaner", un thriller a las órdenes de Renny Harlin y con compañeros de reparto como Samuel L. Jackson y Ed Harris. Esta tejana de origen cubano sigue luchando por romper con el estereotipo de mujer latina que Hollywood le ha impuesto. Desde que fue descubierta por un fotógrafo, no ha parado de trabajar, si bien no ha logrado un papel definitivo que la consagre como intérprete. Su físico sensual y latino le abrió las puertas del Hollywood, con papeles secundarios donde aporta su belleza y su acento. Apareció en un video clip de Aerosmith y continuó en televisión hasta que debutó con una cinta de terror en la pantalla grande, aunque la fama le llegó con su papel en "Training Day", junto a Denzel Washington. A partir de aquí fue oficialmente reconocida por su belleza y talento como una de las más destacables actrices latinas, logrando una legión de fans, portadas de revistas, entrevistas en televisión, etc.


Sin embargo, convertirse en un sex-symbol latino no le ha restado el carácter suficiente para ser una mujer de raza, con actitud agresiva y alejada de la imagen de niña buena de otras estrellas. Sus cualidades físicas la avalan, así como su valentía al rechazar papeles encasillados y encabezar la reivindicación de las actrices latinas para romper la barrera que Hollywood impone.



Sin duda aún le queda mucho por recorrer para lograr su papel definitivo, por el que sea recordada (por cierto se rumorea que hará de "hulka"), pero mientras contribuye con creces al "calentamiento global" del que tanto se habla.

2 mar. 2007

Jeff Goldblum acosado y otras hot news


El actor Jeff Goldblum ha salido bien parado de su demanda contra una mujer que le venía acosando desde hace algún tiempo. La justicia del Condado de Los Ángeles ha fallado a su favor, después de probar que una mujer de 44 años, llamada Linda Ransom, efectivamente le venía acosando con cartas amenazadoras, arremetiendo contra él en distintos lugares e incluso siguiéndole en coche constantemente. Goldblum ha declarado que no la conoce de nada. Ella, al parecer, coincidió con el actor en 1999, en una escuela de interpretación donde recibía clases de la estrella. Según ha declarado, tras mostrarle su trabajo en un guión, quería continuar el contacto para que le ayudase a concluir el trabajo como fuera posible. La mujer ha recibido una orden de alejamiento sobre su persona, su casa, su lugar de trabajo y su vehículo. Una auténtica plasta que le tenía amargado en los últimos meses, ya sólo le faltaba convertirse en mosca y darle algún susto para espantarla.


Bruce Willis y Ben Affleck se han visto salpicados en un escándalo sexual, a raiz de la reciente publicación que Jody "Babydol" Gibson, popular madame de Hollywood, de su lista de clientes. Los agentes de ambos han desmentido cualquier relación con la susodicha y anuncian tomar medidas legales contra ella. La lista negra incluye también importantes ejecutivos, artistas, políticos, deportistas y otros actores. Jody "Babydol" Gibson ya fue procesada hace algún tiempo por turbios asuntos de la misma índole, pero ahora ha llegado más lejos, haciendo públicos los nombres de sus clientes en el relato de sus memorias: "Super Madam Secrets". Eso es airear los trapos sucios, aunque debería tener algún código deontológico, como los abogados, los médicos o los curas para evitar semejante escándalo.


Angelina Jolie vuelve a saltar a la palestra tras ser nombrada la persona más sexy de la historia. Encabeza el listado de los cien mayores símbolos sexuales de todos los tiempos, divulgada en el Reino Unido, a partir de una votación realizada en internet para la cadena de televisión Channel 4. No es nada nuevo que Jolie aparezca entre estas selecciones, aunque últimamente está haciendo grandes esfuerzos por encabezar la lista de las mujeres más comprometidas y solidarias del planeta. Ha visitado recientemente el campo de refugiados del Chad, en África, como embajadora de Naciones Unidas. Además, por si fuera poco, su vena maternal está a flor de piel y también ha anunciado que va a adoptar un niño vietnamita, cuyos trámites ya están en curso oficialmente. Jolie: un comendio de humanidad, maternidad y belleza por los cuatro costados. Que sirva de ejemplo para otras.

1 mar. 2007

Robert Graysmith: en busca del asesino del zodiaco


No soy seguidor de los signos del zodíaco, pero existen muchos aficionados a leer cada día lo que el horóscopo de turno le vaticina. Desde ahí hasta los más creyentes que acuden litúrgicamente a pitonisas en busca del conocimiento bajo su signo zodiacal, embaucados por una fe ciega. La extensión del fenómeno es alarmante, quizás el desconcierto de la sociedad, guiado por el fatalismo supersticioso, hacen que las predicciones del horóscopo se conviertan en objeto de veneración. Y no sólo en el mundo occidental, el horóscopo chino también tiene su fuerte tirón en Oriente, y su influencia se extiende, poco a poco, por el resto del planeta.

La interpretación psicológica de los caracteres a través de los signos del zodíaco ya fue implementado por Carl Gustav Jung, que estudió en profundidad la influencia astrológica en los comportamientos humanos. Todo esto viene a cuento de que he tenido que prepararme para poder afrontar la dificultad de mi próximo paciente. Robert Graysmith, un tipo obsesionado con un peculiar psychokiller, el asesino del zodíaco, y uno de los principales protagonistas de "Zodiac", la última película de David Fincher.



------

Tras una breve presentación, atajé el asunto y le pregunté directamente por su obsesión, por el verdadero centro de su vida durante años.
–Mr. Graysmith, ¿por qué tanto interés en investigar sobre un asesino?
–Verá doctor, todo es una conjugación de factores, quizás porque no se trata de un asesino corriente, porque tiene desconcertado a todo un departamento de policía, a varios detectives reputados, y provocando a la población un lógico desconcierto.

Graysmith es un tipo serio, consciente de que ha dedicado media vida a desentrañar un caso no resuelto desde la década de los 70.

–¿En qué se diferencia del resto de asesinos en serie? Le pregunté con fin de entender algo más.
–Verá, se sabe muy poco de él y es paradójico, porque envía a un periódico cartas con criptogramas explicando sus fechorías. Lo que suponen pistas fundamentales para la investigación se convierte en verdaderas cábalas para desentrañar su psicología, su método o cualquier aspecto que pudiera servir para atraparle. Yo trabajaba como periodista el San Francisco Chronicle cuando la primera carta del asesino del zodíaco llegó y todo esto comenzó. Esa primera carta describía con exactitud dos escenas del asesinato realizado y prometió aumentar las fechorías si no era publicada. A partir de ahí todo fue un larga investigación, que derivó en fascinación, obsesión y un largo recorrido que no ha tenido recompensa.
–Mr. Graysmith, no me siento con capacidad para decirle que lo olvide todo, si realmente ha sido su leitmotiv durante tanto tiempo. Ha dedicado a ello un gran esfuerzo, varios libros, muchas entrevistas y tanta energía que es difícil decir un buen día hasta aquí. Pero sí que podría espantar los fantasmas si deja que su gran labor la prosigan otros. Seguro que hay muchas personas interesadas, con fuerzas renovadas que seguirán su camino. Aunque realmente no se si merece la pena después de tanto tiempo. Quizás el propio asesino esté muerto y conocerle sólo supondría poner punto final a una investigación dilatada, que hoy día ya serviría de poco continuar. No seré yo quien le merme los ánimos, en cualquier caso. Ojalá la película pueda ayudar en algo a todo ello.
–Gracias doctor, pero esto se ha convertido en mi lucha, y tendré que terminar con ello yo sólo.

-------------

Mucha literatura se ha derivado del caso, incluso otras películas han tratado el asunto, pero es que el caso es realmente interesante. Veremos que nos depara David Fincher, que cuenta con un excepcional reparto para ello.