22 oct. 2007

Las películas de vampiros siguen de moda


Parece que los "chupasangres" o vampiros son un recurso frecuente en cine, puesto que a lo largo de la historia existen variados y variopintos ejemplos. Para demostrar que los colmillos vampíricos causan terror y fascinación a partes iguales, este fin de semana la cinta "30 Days of Night" se ha adueñado de la taquilla americana. Protagonizada por Josh Harnett, cuenta la historia de un grupo que en Alaska lucha contra vampiros durante la larga noche del invierno polar.

Esto corrobora que se podría hablar de un subgénero propio, en el que el señor de la noche y sus seguidores tienen que lograr la sangre de los cuellos de víctimas inocentes a cualquier precio. Pero claro, siempre muy unido al cine de terror o fantástico, pero hay mucho más. Si se echa la vista atrás uno se encuentra con numerosos títulos que, teniendo la temática del vampiro como epicentro, es tan sólo una excusa para convertirse en una comedia, una cinta de acción, de cine fantástico, erótico y por supuesto del más puro "gore".

Drácula es el vampiro por antonomasia pero tan sólo ha protagonizado algunos de los títulos más destacados de la historia del cine de vampiros. En snarketi.com hacen una recopilación con los setenta títulos más destacados con vampiros como protagonistas absolutos. En este ranking se señalan títulos memorables y dispares entre sí como "Blade", "Lifeforce, fuerza vital", "El hijo de Drácula", "Blood: the last vampire", "Abierto hasta el amanecer", "Entrevista con el Vampiro", "Noche de miedo" y por supuesto, "Drácula de Bram Stoker" de Coppola, el auténtico "Drácula" de Tod Browning o el verdadero "Nosferatu" de Murnau. Pero existen tantos que resulta complicado elaborar un listado y no dejarse algún título indispensable. Consulten la web y recuerden a sus vampiros preferidos.

8 comentarios:

Alicia Liddell dijo...

Desde luego aporta una visión interesante: la noche polar, un verdadero festín para los vampiros, aunque en detrimento tiene que las víctimas serán escasas.

Lucinda dijo...

De las mejores versiones de vampiros que yo haya visto, destacaría la de Coppola (aunque se pasa parte de la historia por el forro, pero la estética es divina), la de Murnau y luego la de Klaus Kinsky (¿lo he escrito bien...?) y Entrevista con el vampiro, de Neil Jordan (no así la supuesta adaptación de La Reina de los Condenados, que era un insulto al espectador...)

Fantomas dijo...

Buen blog con noticias de cine. Yo definitivamente me quedo con las pelis que tienen a Christopher Lee como Drácula. Hace poco empeze un blog de cine tb y ando en campaña de intercambio de link.
Espero que te des una vuelta por mi blog y me des tu opinion.

Gracias

el_irlandés dijo...

A mí me parece recordar que Rocco en una de sus películas hace de vampiro. Aunque no sé si se podrá incluir dentro del género.

Hombre Lobo dijo...

He hecho imprimir la lista, y me ha alegrado el corazón darme cuenta de que no son pocas las que ya he visto. Quizás hubiese puesto "Noche de miedo" bastante más arriba, pero por lo demás es una lista sólida.

Y una cosa: siempre me ha parecido curioso que se resalte las diferencias entre el Drácula de Coppola y la novela de Bram Stoker, cuando las versiones de Universal y la Hammer se parecen AÚN MENOS. Habrá que hacer memoria.

Un gran saludo.

e-catarsis dijo...

Es un personaje que siempre me ha fascinado, sin duda mi preferida es el Nosferatu de Murnau y le tengo un especial cariño a la versión que hace Coppola tan visual y barroca (muy tierna la verdad), también me gusta Entrevista con el Vampiro tan gótica toda ella pero muy interesante bajo mi punto de vista. Las cintas que salen ahora con estética de video-clip la verdad es que me resultan tremendamente entretenidas aunque hay que verlas -es mi opinión, claro- desde esa perspectiva; en cualquier caso es un personaje muy atractivo que seguirá dando mucho juego
Saluetes Doc

dr.benway dijo...

Pues yo no entiendo tanto lío con Blade...

Eso de los vampiros que se echan Nivea para salir de día me parece ridículo ¿les regalarán el balón?

Thalatta dijo...

Sin duda el de Coppola y el precioso Nosferatu