16 de may. de 2007

Una de secuelas


Viendo el tremendo éxito que está cosechando Spider-Man 3, y el inminente estreno de la tercera entrega de los piratas caribeños, parece que estamos viviendo una permanente secuela. La máquina hollywoodiense está encontrando, en las continuas secuelas de películas, un auténtico filón del que insiste en explotar una y otra vez. No es para menos, puesto que funciona. Los éxitos encadenados obligan a las productoras a invertir en cada nuevo proyecto más y más medios.


Esta especie de invasión de segundas, terceras y cuartas partes parece no agotarse y Hollywood sigue afinando la máquina del marketing, que tan buenos resultados le está repercutiendo. Este verano es una buen ejemplo de ello. Tras el tercer capítulo del hombre araña y de los piratas caribeños, vendrá la quinta entrega del niño mago, la tercera del ogro más cómico, el regreso del duro John Maclane, la continuación de los Cuatro Magníficos y el tercer golpe de los hombres de Ocean. Estos títulos son los designados, y autoimpuestos, a dominar la taquilla de este verano. Los más promocionados y, como consecuencia, los más esperados.

Pero ante esta avalancha, se plantean ya las próximas. Empiezan a saltar rumores, en algunos casos, y noticias confirmadas, en otros, de las próximas secuelas destinadas a continuar con el éxito de sus precedentes. A explotar de nuevo la fórmula que tan bien ha funcionado. La cuarta parte del ciborg del futuro, Terminator (en esta ocasión sin el protagonismo del gobernador de California), la tercera de La Momia, la cuarta de los X-Men, y un nuevo capítulo del nuevo Superman, son algunos de los proyectos que ya se están moviendo en la industria. Junto a éstos, hay otros títulos que no dejan de ser curiosos. Se anuncia una segunda parte de Wall Street, tras dos décadas, y una precuela de Los Intocables. Amén del ansiado y aclamado regreso de Indiana Jones en su cuarta aventura. Y se llega hasta el punto de plantear directamente una trilogía, como es el caso de Tintín, que se llevará al cine de la mano de Spielberg y Peter Jackson.


Lógicamente esto no es nada nuevo. Secuelas han existido desde siempre en la historia del cine. Pero si es cierto que desde los años setenta, es cuando han vivido un mayor auge. Y gran parte de ello lo tiene el grupo de cineastas que en esos años despuntaron como George Lucas con Star Wars, Coppola con El Padrino, o Spielberg con Tiburón. En esta década prodigaron numerosas secuelas, no planeadas en un principio. Sino que siguiendo el tremendo éxito cosechado por algunas películas, los productores empezaron a invertir cada vez más en las segundas partes, logrando resultados dispares en muchos casos. Tal es el ejemplo de Tiburón, cuya segunda parte fue un desastre económico o la segunda parte de Superman, que superó a su precedente. Es estos años cuando las secuelas se afianzan y se convierten en fórmulas previstas, contratando estrellas, guionistas y directores que garantizasen grandes recaudaciones. El púgil Rocky continuó con sus combates, la noche de Halloween se repitió hasta la saciedad, los macabros asesinatos de adolescentes en Viernes 13 no cesaban, los sustos de Freddy Kruger en Elm Street, así como las aventuras futuristas de Mad Max. Caso aparte merece el caso de James Bond, más bien definido como una serie, donde su protagonista tiene una nueva misión en cada película y se prolonga durante varias décadas y diversos actores sus peripecias.


Ya en los ochenta, las secuelas se hicieron continuas. Indiana Jones se superaba en cada entrega, Alien nos asustaba de nuevo, y el miedo se repetiía con los trémulos efectos paranormales de Poltergeist. Los Inmortales, Superman y Rocky nos entregaban nuevas historias. Más de los mismo en los noventa, sólo que corregido y aumentado en presupuestos desorbitados. Las productoras apostando muy fuerte con Men in Black, Toy Story, Speed, The Matrix, Star Trek, Parque Jurásico... En ocasiones no sonaba la campana y los fracasos fueron sonados, tal fue el caso de Blues Brothers 2000, Rocky V, Grease II o Batman & Robin.

Todo esto viene a plantearnos si Hollywood no atraviesa por una etapa de falta de originalidad o de inspiración. Parece más fácil apostar por historias ya conocidas por el gran público, repitiendo una y otra vez a sus protagonistas. Dándole vueltas y más vueltas a lo mismo, dejando que se embarren proyectos originales y guiones más arriesgados que ven como se estancan o se diluyen sin una merecida oportunidad. Pero... la taquilla manda.

20 comentarios:

Cineahora dijo...

Y también, creo que en agosto, estará por ahí Matt Damon con su tercera entrega de Bourne; y... seguro que más.
La verdad es que esta temporada, en cuanto a cine comercial, está siendo de lo menos imaginativa y sorprendente.
La única que me llama la atención, a parte de la curiosidad de la secuela de "Indiana Jones", es la de "Piratas".

Ah! Y entre las secuelas también añadiría "Transformers". ¿Qué no es una secuela? ¡Bueno! Aún no. Denle tiempo al tiempo, porque empieza una nueva franquicia.

Saludos !

MacGuffin dijo...

Las secuelas cansan, la verdad, sobre todo cuando deciden, después del éxito de la primera, hacer una segunda claramente de relleno y sólo como excusa para hacer una tercera (sí, Matrix, me estoy refiriendo a ti).

J.Álvarez dijo...

Le tengo muchas ganas especialmente a la terecera de Piratas del Caribe, y no sólo x la curiosidad de ver a Keith Richards...! ;) Estoy deseando q salga! (De hecho casi seguro q m tragaré la mayoría de las q mencionas...)

Domadora-de-frikis dijo...

Pues yo estoy deseando ir al estreno de Shrek 3, no se si segundas partes fueron buenas, en este caso considero que se superaron, ansiosa estoy por ver la tercera.

Viola de Lesseps dijo...

Esta dama espera con ganas la quinta entrega de Harry Potter, para mí el mejor libro de la saga y espero que Ralph Fiennes se salga como Lord Voldemort. Quizá si llegara Indiana Jones...

Eso sí, muchas despiertan mi curiosidad.

Su dama, que lo visita poco, pero no lo olvida.

Ixchel dijo...

Me quedo de las 3ras partes con la de Jonhy es mi favorita por muchas, la del araña sólo mire la 1era y honestamente no me atrajo a más, en fin. Espero impaciente a Johny.


Saludos Doc.

el_irlandés dijo...

Yo estoy esperando como agua de mayo la segunda parte de street fighter. Es que me quedé con ganas de más. No sé si usted tendrá alguna noticia al respecto.

Thalatta dijo...

bufff qué agobio de secuelas... son peor que las de una enfermedad. A la de piratas se la tengo jurada... como no sea una pasada de película ¡me los como! y el resto pues a verlas todas, claro... con niños ¡a ver qué hago!
Besos de secuela

Joan dijo...

Spiderman 3, es al cine, lo que Aznar a la DGT. En fin.

Secuelas y precuelas y terceras partes y eso, pueden estar bien. Algunas, claro. Por lo general, si no estaban diseñadas de antemano para ser filmadas en dos o tres partes, adolecen todas de falta de creatividad (por lo general).

Manuel Márquez dijo...

A mí, compañero, lo de las secuelas, precuelas y demás sacacuartos es algo que me suele traer bastante al fresco; lo normal es que se trate de un fenómeno que se da, fundamentalmente, en géneros que no son los que más me atraen, y, por tanto, es más fácil que pasen por la cartelera sin que les preste mayor atención. Más miedo me da (porque eso sí que suele afectar a pelis de las grandes) lo de las re-versiones: cada vez que se anuncia una (generalmente, con presagios de sacrilegio, y de los gordos...), me tiento las vestiduras, aunque tampoco sea tan grave: es tan sencillo como pasar de verlas, y punto...

En cualquier caso, sí coincido con la apreciación general de que denotan tan graves carencias de creatividad como graves ansias de llevárselo calentito (y cada vez más y más cuantioso...). Para series, ya están las de televisión (que, además, ahí sí que andan, últimamente, con la creatividad, el talento y la imaginación "desbocaítos"...).

Un abrazo.

ALOMA69 dijo...

El dicho: "segundas partes nunca fueron buenas", siempre hay alguna honrosa excepción, pero...

Saludos Dr.!!!

Lucifer dijo...

¿Ocean´s thirteen?

La odio en todas sus formas y colores.

Saludos

Alfredo dijo...

en algunas oportunidades es mucho....una tercera parte incluso una cuarta o quinta sobran.
mas aun si noi conservan actores originalesn no es el caso de Ocean´s thirteen...veremos que pasa con ella

saludos

REFO dijo...

Las secuelas y los 'remakes' son un cáncer. Y en Hollywood están ya en fase terminal.

MALEFICABOVARI dijo...

No soy partidaria de las secuelas, y de los remakes tampoco. Las primeras suelen ser penosas, salvo excepciones tridimensionales porque sus directores lo son. Yo siempre he pensado, que cuando haces una película, es cómo parir un niño, le pones lo mejor, quieres que no haya otra igual, y te das hasta el máximo en esa aventura que tiene final, y tu lo sabes. Ok. Pero lo que no me queda claro, es que quede algo mas que decir, si la historia casa por todos los lados, no me cabe en la cabeza que haya segunda parte, y menos cuando la primera fué una jodida gloria, y no se sabe que pasará con la segunda. Yo creo que tientan al diablo, porque no conozco una puta secuela buena.. ah, si, killbill 2, que no es mi estilo, pero reconozco que está lograda de cojones y que tiene cierta armonía.
Los USA son una panda de degenerados que a lo sumo dan tres pelis buenas en todo el puto año, con el resto de pasta, debería venirse a Europa a financiar cosas interesantes, o a Sudamérica, o a cualquier país que SÍ tenga algo que contar y no necesite hacerlo para luego añadir secuelas.
Dr, estoy muy enfadada, esto es una puta mierda, y un derroche gratuito de ausencia de talentos. Y cómo alguna película medianamente buena, es quemada con su segunda parte.... si es que son gilipollas, coño¡ Bueno, restando los cuatro buenos, que esos lo serán siempre.
Besos fuertes, abrazos, apretón de manos, y paseo imaginario al perro en bata... su querida Maléfica que le estima¡

e-catarsis dijo...

Buenas Doc, coincido con el respetable en la falta de creaticidad y las ganas de hacer caja rápido, y eso que soy fan de sagas como la de Alien o Matrix, pero en general segundas partes pocas veces fueron buenas y ya terceras...canta un poquito, aunque como somos como somos de...reincidentes...pues...pasamos por caja, las vemos y luego venimos a su blog a ponerlas verdes
:))

Besos Doc

PD Yo...sigo expectante a la Fmila de Optimus Prime...oiga que fijación ¿no? ;-)

marcbranches dijo...

Se ha dejado usted la secuela de cierto bat-enmascarado... Lo cierto es que Hollywood tira de cualquier cosa para sacarse de la manga nuevos sacacuartos. Hace mucho que las secuelas están al orden del día, como en su momento las versiones en pantalla grande de series de TV o las adaptaciones de best-sellers y, de un tiempo a esta parte, de comics de pijameros. Lo que sea con tal de que no descubramos que no saben escribir una historia original. Saludos.

Burnout. dijo...

A veces es divertido ver cómo son capaces de exprimir lo inexiprimible... y encima que les salga rentable.
La gente está acostumbrada a las entregas, partes, a la emoción del "corte" en lo más importante del argumento.
Eso es lastimoso.
Es como si para echar un polvo tuvieramos que, despues de pasada la fase pre y ya puestos en harina, parar, bajarnos, des... y esperar un mes para finiquitar la tarea emprendida. ¿Usted cree Dr. que eso es sano?
Me parece una engañifa monumental, una tomadura de pelo. Pero somos tontos y así nos va.

Un saludo

James Joyce dijo...

Segundas partes nunca fueron buenas. Y ya puestos, qué decir de terceras, cuartas, etc. Siempre hay excepciones, como El Padrino II, que para muchos superó a la primera. Algunas no mejoran pero más o menos se mantienen. Creo que es el caso de Shrek II (aunque también he oído a algunas personas decir que es mejor que la primera).
Pero la mayoría de secuelas son un fraude: toda la saga de Rocky, Viernes 13, Pesadilla en Elm Street... y más recientemente, las dos secuelas de Saw. Con lo que me gustó la primera...

Saludos doctor, me gustó mucho este post.

e-catarsis dijo...

¡Cielos! Joyce, que olvido más imperdonable por mi parte de la saga EL PADRINO, a esta hay que salvarla en su primera, segunda y tercera parte, y verlas siempre que se pueda y si se tiene tiempo de tirón

:))