15 dic. 2006

Walter Elias Disney, 40 años "crionizado"

Un 15 de diciembre pero de hace 40 años, falleció el gran Walt Disney. El creador de Mickey Mouse (junto con su socio y colaborador Ub Iwerks) y fundador de The Walt Disney Company, es uno de los más grandes talentos que ha dado el cine de animación. Es más, se puede afirmar que sin su existencia el cine de animación hoy sería muy distinto. Su dilatada trayectoria como dibujante e ilustrador, acabó derivando en el cine, creando personajes y películas míticas, además de un sello personal inconfundible.


En sus orígenes, la compañía Disney volcó todo su esfuerzo en desarrollar distintos personajes, pero siempre en historias breves, cortometrajes (Disney recibió el Oscar al mejor cortometraje en 1932, y el honorífico por la creación de ratón Mickey). Pero pronto su ambición le llevaría a planear la producción de un largometraje de animación, algo inédito en aquella época. Muchos lo calificaron de loco y que ese proyecto acabaría con su estudio. Pero a pesar de los intentos de disuadirle, Disney volcó todos sus esfuerzos en lograr un nivel tecnológico suficiente para producir la película con la calidad suficiente. El proceso de producción de "Blancanieves y los siete enanitos" se prolongó desde 1935 hasta mediados de 1937, cuando se le terminó el presupuesto. Para conseguir más fondos tuvo que mostrar un montaje previo a los directivos del Banco de América, quienes le prestaron lo suficiente para finalizarla. El prespuesto inicial fue de 250.000 dólares y acabó costando 1.488.000 y fue preestrenada el 21 de diciembre de 1937 y recibiendo una sonora ovación. Fue el primer largometraje animado en lengua inglesa y el primero en utilizar el Tecnicolor, convirtiéndose en el mayor éxito de taquilla de 1938, obteniendo unos ingresos de 8 millones de dólares en su estreno. Esto es una clara demostración de la tenazidad y talento de Disney, que después se convertiría en todo un imperio, lo que es hoy día.


En la actualidad, el pequeño estudio de animación que creó en 1923, se ha convertido en una de las mayores empresas del ámbito del entretenimiento, con ingresos anuales de 30.000 millones de dólares, gestiona 18 parques de atracciones, treinta y nueve hoteles, ocho estudios cinematográficos y doce canales de televisión. El estudio más importante sigue produciendo largometrajes a gran ritmo, además de introducirse en la animación digital, con la adquisición de los estudios Pixar en mayo de este mismo año.

Su aportación al cine de animación es grandiosa, desde la utilización de innovaciones técnicas, como el sonido, el color y sobre todo, convertir un género como los dibujos animados en un sofisticado medio de expresión artística. En cuando a su ideología, fue muy criticado por hacer patente en sus películas el "american way of life", además de su simpatía por los regímenes fascistas europeos hasta que comenzó la Segunda Guerra Mundial. También fue tachado de antisemita, además se demostrar su anticomunismo, incluso en su juventud formó parte de una organización masónica. Pero dejando al margen su parte más negativa, lo que no se puede negar su talento (recibió un total de 26 premios Oscar). Ahí quedan obras inolvidables para el mundo como "Fantasía", una auténtica obra maestra.


Tras su muerte surgió el rumor de que su cuerpo había sido crionizado, congelado hasta que los avances científicos puedieran estar preparados para devolverlo a la vida. Esta leyenda, aunque de visión romántica, es falsa puesto que fue incinerado. Sus principales biógrafos apuntan que durantes sus últimos años mostró un gran interés por la criónica y que esa incineración fue llevada a cabo en un ámbito tan íntimo, que pudieron provocar la expansión del falso rumor. Otra leyenda que lo acompaña, es la de su verdadero origen. Se dice que no era nacido en Chicago como se pensaba, sino de origen español, fue hijo ilegítimo, por lo que su madre emigró a Estados Unidos.

Hoy merece la pena recordar a este genio, que tan inolvidables momentos ha dejado en sus películas para varias generaciones de niños.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Sim duda era un adelantado, con visión de futuro y arriesgado.

ALOMA69 dijo...

Qué locura!!!

Saludos!!!

Anónimo dijo...

Magnífica reseña, doctor; más allá de sus luces y sus sombras (como todo personaje señero que se precie, ni más ni menos...), creo que nadie le puede negar su condición de visionario y de adelantado a su tiempo. Ojo, que siempre he sido muy crítico con lo que Disney supone de apuntalamiento del american way of life, y esas zarandajas, pero no por ello le voy a escatimar el reconocimiento de su magia y su talento y el hecho de que fuera el que abriera una senda, la de la animación cinematográfica, por la que ahora transitan, y a toda máquina, ciento y la madre. Ah, y lo que mi peque y yo disfrutamos (como cochinillos en charcos...) con sus películas, que todo hay que decirlo...

Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Walt Disney era como ese tío o abuelo entrañable que nos contaba magníficas historias, llenas de magia e ilusión, y que nos transportaba a mundos maravillosos. ¿Quién de nosotros no ha llorado, temido, sonreído y soñado con alguna de sus creaciones?

Merecido homenaje, Dr.

Un abrazo.

pequeñoIbán! dijo...

Gracias por este recordatorio, tan absolutamente necesario

Realmente la figura de Disney está llena de interés, tiene tantas interpretaciones, rumores a su alrededor y polémicas que siempre merece la pena acercarse a uno de los genios del cine del siglo XX

Ru8iN dijo...

Gran remember. Gran tema el de la crionización. Puto Amenabar. Se nos adelantó.

Un saludo bellotudo!

el necroscopio dijo...

Como ahora me veo obligado a ver toooodos los productos audiovisuales para menores de edad, puedo hablar de ello sin verguenza por mi ignorancia.
Sé que quizá el cine del dibujo animado no es el más apreciado por los adultos y el público en general aunque el hecho de que los adultos tienen que llevar los niños al cine, mueve más público que otros géneros.Creo que lo mejorcito que se ha mostrado hasta ahora está en Pixar y por eso ha sido absorbida por Disney, no fuera que le hiciera sombra...
Creo que el cine de dibujos en dos dimensiones está siendo desplazado por el informatizado, que en breve podrá competir con el "real" -si es que podemos considerar que no lo hace ya, por las inserciones y efectos especiales-.
Creo que aún no se ha hecho una película completamente de animación por ordenador con una calidad tal que nos pueda llevar al engaño completo, pero poco falta.
Parece que hay una reticencia a pasar esa barrera. Pero creo que los decoradores, tramollistas, camaras y demás, tienen muy poco futuro, cada vez menos, frente a los creativos superinformáticos con el megaservidor-PC.
Y si no, que se lo digan a Lucinda ¿no?.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Anda se quemó. Como a mí me gustaría... y yo era de las que pensaba que su ''alma'' no descansaba en paz. Es un rumor que di por cierto.

Son Poemas dijo...

Magia e ilusión es lo que dio, y me imagino que también lo recibió.

Gracias.