17 nov. 2006

Martin Scorsese: el maestro cumple años


Hoy el maestro Scorsese cumple 64 años. No podía dejar escapar la oportunidad de felicitarle y rendirle merecido homenaje. Aunque hoy día sea fácil hablar de Scorsese, debido al notable éxito por el que está atravesando con su última película, no me resisto a reconocer su trayectoria como una de las más importantes de entre los cineastas contemporáneos. Este gran hombre (aunque pequeño de estatura) de profunda devoción religiosa (estuvo a punto ser sacerdote) se crió en Nueva York, en Little Italy, y eso deja huella. Allí conoció la frágil frontera que separan el bien del mal, y lo que significa el honor, el respeto, la familia y la integridad. Su obsesión por el cine le llegó pronto y, es algo, de lo que muchos nos alegramos, y debido a su carácter enfermizo tuvo que pasar mucho tiempo recluido en su casa. Desde allí observaba lo que sucedía a su alrededor, en la calle, en su barrio. Proveniente de una familia humilde, pronto decidió que se quería dedicar al cine, y estudió en la Universidad de Nueva York la licenciatura en la escuela de cine. Tuvo como compañero de estudios al gran Harvey Keitel, amigo inseparable y coincidió con otros cineastas que más tarde fueron lo que siempre quisieron ser: Coppola, De Palma, George Lucas y Spielberg. Conoció también en esta época a un joven Robert De Niro y sembraron una gran amistad personal y compartieron numerosos proyectos.


Scorsese aprendía rápido y con escasos medios económicos se embarcó en su primer proyecto personal: "Malas Calles" (Mean Streets, 1973). Contando con De Niro y Keitel como protagonistas, y alcanzando una excelente acogida, además de lanzar a De Niro al estrellato. El título está estraido de una frase de Raymond Chandler ("Un hombre tiene que dar la cara en esas malas calles") y la historia se centra en varios jóvenes de Little Italy (una zona del Lower East Side de Manhattan) que tratan de abrirse camino en el difícil mundo en el que viven. Otra genial frase en off del protagonista, con la que se abre la película, es una buena muestra de esta historia urbana: "Los pecados no se redimen en la iglesia, se redimen en las calles, se redimen en casa, lo demás son chorradas...".


Pocos años más tarde, Scorsese irrumpió con otra de sus grandes obras y una de las más sonadas e influyentes: "Taxi Driver" (1976). En ella realizó un violento y sombrío retrato de la vida neoyorkina, convirtiendo a su protagonista Travis en un icono. Scorsese ganó algunos premios pero, sobre todo, se ganó el respeto y la admiración del séptimo arte. Actualmente, se va a lanzar en DVD conmemorando sus 30 años y, a buen seguro, un gran puñado de coleccionistas y admiradores estarán atentos.


Después de un sonoro fracaso en taquilla ("New York, New York"), un par de documentales (género en el que siempre ha trabajado dejando grandes obras) y una adicción a la heroína, junto con una profunda depresión, se puso manos a la obra con una película arriesgada, siendo consciente que podría ser la última. Los estudios no veían la historia interesante y Scorsese impuso el rodaje en blanco y negro, lo que la convirtió en un proyecto personal, una catársis para el director, que le sirviera para recuperar la confianza. Volcó todas sus energías y sapiencia fílmica en "Toro Salvaje" (Raging Bull, 1980). Pronto fue acogida como una auténtica obra maestra por los especialistas y en unos años se convertiría en la mejor película de la década. En ella retrató la dura vida de Jake La Motta, un boxeador de difícil personalidad y lleno de complejos, al que puso piel y rostro un grandísimo De Niro. Su interpretación está en los anales de la historia y puede formar parte de un manual de genialidad actoral. Pero también convirtieron a esta película en excepcional su fotografía, su ritmo visual, el montaje y otros elementos (en su momento vanguardistas) como el uso prolongado del silencio, la cámara superlenta o los primeros planos de detalles. Una obra maestra de obligada visión.



Después se embarcó en el género de la comedia con "The King of Comedy" y "After Hours", haciendo un giro en su carrera. Rodó el videoclip "Bad" para Michael Jackson, dirigió a Tom Cruise y Paul Newman en "El color del dinero". Prosiguió su carrera en el filo de lo arriesgado y polémico, embarcándose en la adaptación de la obra de Nikos Kazantzakis "La última tentación", rodeada de un descoumunal escándalo. pero saliendo airoso con un notable éxito en taquilla y buenas críticas. Lo que le valió para adquirir el ímpetu necesario para abordar su siguiente gran trabajo: "Uno de los nuestros" (Goodfellas, 1990). Con esta historia del hampa, regresó a su ciudad natal y se reencontró con De Niro. Retrató la violencia como protagonista. Pero necesaria para narrar el vertiginoso relato del ascenso y descenso de uno de los protagonistas inmerso en el crimen organizado. Con muchos elementos bien conocidos por Scorsese, sacados de sus propias vivencias de la infancia, nos muestra unos personajes duros regidos por el código de la fidelidad, la familia y de como la mafia italiana de Nueva York acoge a un nuevo miembro, todo visto desde su particular punto de vista como novato. La historia es trepidante, con un ritmo infernal, alcanzando un nivel de genialidad que la han convertido en una de las clásicas del género negro por antonomasia.


Scosese prosiguió su carrera con el remake "El cabo del miedo" logrando unos cuantiosos ingresos en taquilla, para luego seguir con obras de menor éxito, más personales pero aclamadas por la crítica como "La edad de la inocencia" y "Kundun". Para luego regresar a una de las historias donde mejor se mueve. Con "Casino" (1995) vuelve a demostrar lo poético que puede ser el sonido de una ametralladora. Otro relato del crimen organizado, de la ascensión y caída de un importante mafioso, ahora con Las Vegas de fondo. De nuevo De Niro retrata a un protagonista excepcional, acompañado del resto del elenco en unas soberbias interpretraciones (mención especial a Sharon Stone en su mejor papel). El propio Scorsese ha definido esta película como un "western urbano".


El resto de su filmografía, ampliamente conocida, abarca desde "Al límite" ("Bring out the dead", verdadero fiasco y totalmente olvidable) "Gangs of New York", "The aviator" y su última "The Departed", sin olvidar sus incursiones en documentales memorables.
Por todo ello, Scorsese es, sin duda, uno de los grandes, pero también hay que recocerle el mérito de saberse rodear de un nutrido grupo de grandes profesionales con los que forma un equipo unido y compenetrado. Entre ellos su siempre fiel editora Thelma Shoonmaker, el director de fotografía Michael Balhaus o la productora Barbara DeFina. No nos podemos olvidar de actores como Robert De Niro, Joe Pesci, Harvey Keitel y, más recientemente, Leonardo Di Caprio.

Me rindo ante el maestro Scorsese y le doy mi más sincera y amplia enhorabuena.

12 comentarios:

el necroscopio dijo...

Cierto que es uno de los mejores directores que existen, no puedo añadir mucho más porque sinceramente me supera. Ha sabido plasmar lo que otros rumian y compartirlo con el público como pocos.
Un saludo.

ALOMA69 dijo...

Me quedo con todas hasta CASINO, ésta incluída y por supuesto la última, INFILTRADOS.

Es uno de los más grandes, no podía faltar en su blog cinéfilo y además le hacía mucho más mayor, eso quiere decir que todavía puede ofrecernos otras maravillas, si está en la flor...

Un saludo!!!

Ru8iN dijo...

.
..
...
....
.....
......
.......
........

(uso efectivo del silencio)

Un saludo bellotudo!

MacGuffin dijo...

San Marty que estás en los cielos, líbranos del mal cine. Sigue haciendo estas películas.

Un saludo, doc ;-).

LOLITA LOP dijo...

Le hacía en Roma en la boda de Tom...

un beso

James Joyce dijo...

Scorsese es uno de los pocos directores de los que puedes nombrar bastantes grandes películas. A mí me gustan casi todas sus películas, pero especialmente Taxi Driver. La alianza Scorsese - De Niro es tremenda.

Anónimo dijo...

A nosotros nos gusto especialmente Toro Salvaje, y Uno de los Nuestros. Esplendido post. Un saludo. (¿EN LA BODA? Cuenta, cuenta...

Anónimo dijo...

Genial, genial absolutamente. Felicidades para él y para ti por traerlo.
Besos

Cobre dijo...

Muy buen post, si señor!.
Yo me rindo ante el señor Scorsese y ante usted; ya sabe, soy débil!

Un beso Dr. ;)

dr.benway dijo...

Otro más que se quita el sombrero.

Reivindico Malas Calles, me sorprendió muchísimo.

Ru8iN dijo...

Pues como que me ha gustado mucho este 'infiltrados'. Final adrenalítico. Conste en acta.

Pol dijo...

Si senor, buen post.

Sobre The Departed...me gusto bastante, sobre todo porque acababa de ver LA Dalia Negra y las comparaciones...gano de calle Scorsese contra De Palma.

aunque sin ver el original, esta adaptacion me parecio que tiene algunos fallos de guion, un final inesperado pero excesivo y me da la sensacion que es una gran reivindicacion para que le otorguen por fin esa estatuilla que tanto se merece.

Felicidades!