9 sept. 2006

Venecia, los leones de oro y el loco de David Lych

Hoy de ha clausurado la 63ª edición de la Mostra de cine de Venecia, otorgándose los correspondientes premios del certamen, no exentos de sorpresas. El premio gordo (el león de oro a la mejor película) ha recaído en la cinta china Still Life, del desconocido realizador chino Jia Zhang-Ke. Las mejores interpretaciones fueron para Helen Mirren, por su caracterización en La Reina de Stephen Frears y para Ben Affleck por Hollywoodland, de Allen Coulter.

Hasta aquí todo dentro de la normalidad que se destila en este tipo de festivales cinematográficos. El desfile de algunas admiradas estrellas, películas de todas las cinematografías y para todos los gustos, alguna que otra sorpresa agradable no premiada y un buen puñado de imágenes con Venecia como telón de fondo. Pero, si ha habido algo realmente destacable eso ha sido la concesión del León de Oro por su carrera al genial y polémico David Lynch. Este cineasta, calificado por muchos de "loco", ha recogido con agrado el premio y ha correspondido con el estreno en primicia de su última obra Inland Empire. Lynch ha recogido el galardón entre muestras de admiración y críticas polémicas. Todo lo que necesita un genio para ser considerado como tal. Durante la proyección de su onírico film consiguió desconcertar a los más ávizados espectadores y desesperar a los críticos más excépticos. Una película sin pies ni cabeza, con un argumento que pronto se pierde en una sucesión de imágenes propias de un sueño y alejadas de cualquier lógica comprensible, además de una trama fragmentada. Estas han sido algunas de las frases que los críticos, comentaristas y reporteros han soltado tras la proyección.
Hasta aquí todo normal, con un ligero toque de sofisticada polémica. Pero, más allá del hecho de reconocer a un polémico cineasta que abusa de un cine surrealista, personal, arriesgado y alejado de los cánones del resto del cine actual, parece que definitivamente ha marcado un punto de inflexión definitivo. La película en cuestión, en la que ha estado trabajado varios años usando sofisticadas técnicas digitales y que nadie, ni su protagonista intrepretada para Laura Dern, saben de que va a aquello, ha dividido a sus espectadores en dos grupos. Sus seguidores que intentaran comprender o, al menos, gozar con el manejo convulsionado de la historia como en anteriores ocasiones, y aquellos que, definitivamente, lo tachan de loco y enfermo.

No parece exagerado esta división tan obvia, cuando en plena rueda de prensa tras la proyección (de tres hora de duración), algunos allí presentes (críticos del séptimo arte de diversos países) llegaron a preguntarle cosas como: ¿de qué va la película? Respondiendo Lynch con su peculiar ironía y sin inmutarse "se supone que tiene un sentido perfecto". Alguno más atrevido (noruego para más señas) le inquirió, tras llegar a la conclusión de que al señor Lynch le faltaba algún tornillo: ¿cómo se encuentra usted?, Lynch le respondió: "Me encuentro muy bien".
A este punto se llega cundo un cineasta es incomprendido, un artista que parece sumido en su universo y hace películas que no dejan indiferente a nadie. Puede gustar más o menos, pero no se puede negar su talento a la hora de manejar historias que convulsionan las emociones más fervientes, que lograr atrapar hipnóticamente y dejan un estado catatónico. Eso si se consigue entrar en la película, que para muchos es algo imposible. Un cineasta como Lynch, que con sus altibajos, ha conseguido convertirse en un aislado artista del séptimo arte que suele regalar imágenes absolutamente originales, con historias cautivadoras no exentas de toques surrealistas y oníricos. Los premios que ha recibido lo demuestran. Así como la legión de seguidores (entre los que me incluyo) que disfrutan con cada minuto de su cine.

16 comentarios:

Mentenferma dijo...

"El misterio y lo desconocido es algo que adoro. Me encanta entrar en un mundo y no saber qué es lo que viene. Me gusta cuando se apagan las luces, se sube el telón y se entra en un mundo nuevo"

Y sobretodo cuando se trata de ver una de las películas de este "loco" al que tanto adoro... ¿He de decir que me muero por entrar en "el misterio y lo desconocido" de su nuevo film?

Besos

siouxie dijo...

Pues yo con cada minuto, no. Sólo con algunos.

daniel ruiz dijo...

Pues yo dejé de interesarme por este director cuando vi Mullholand Drive. Salí del cine con la sensación de haber sido estafado. Todo me huele a camelo, es como cuando lees a alguien que empieza a escribir con densidad, para demostrar, al final, que no tiene nada que decir. En serio, a mí este tipo me parece una estafa. Ni siquiera planteado en plan artístico llega a entrarme por el ojo, todo es muy postmoderno, muy sugerente, pero no hay ningún mensaje, ninguna dirección. Para eso, prefiero mil veces a Greenaway, porque él si me parece un verdadero artista contemporáneo (o también, a un nivel parecido, Terrence Malick). De toda su filmografía, la que salvo es "Una historia verdadera"; curiosamente, la única hecha por encargo (me parece un poema visual brillante).

Enhorabuena, Dr. Strangelove, por este interesante blogs. Ya está en mis favoritos.

Un abrazo,

Dani Ruiz

Lucinda dijo...

Lynch es incomprendido por quienes de verdad no entienden el cine. Sus películas son obras maestras, originales, duras, con un ambiente difícil de encontrar en otros autores.

Ojalá siga haciendo películas, y no se detenga ni por un instante.

Manuel Márquez dijo...

Vengo a coincidir en lo sustancial con el comentario de Dani Ruiz (quizá sin llegar al punto de sentirme estafado, es posible que a tanto no llegue la cosa...). Me da la impresión de que Lynch -del que, por cierto, hay películas que me parecen auténticamente maravillosas: es el caso de Terciopelo azul o Una historia verdadera- es uno de esos autores al que el prestigio y el éxito obtenidos gracias a una determinada forma de hacer cine parece otorgarles patente de corso para llevar a la pantalla (algo que me parece perfectamente legítimo: libertad creativa, faltaría más...) y distribuir comercialmente (y aquí entraríamos en un terreno mucho más pantanoso) productos que, con otra firma, jamás llegarían a alcanzar una pantalla. ¿Alguien se imagina que Mulholland drive, firmada por cualquier otro cineasta sin el caché de Lynch, hubiera tenido alguna viabilidad, comercial o festivalera...? No es el primer caso, y no será el último, supongo...

Por lo demás, una vez más, felicidades, doctor, por sus excelentes hechuras escritureras: un placer...

Un cordial saludo.

mmori dijo...

Un crack, el amigo Sr. Lynch. No sé que tienen sus películas, pero a pesar de no entenderlas en absoluto las disfruto, me parecen realmente estéticas y siempre quedo con la sensación de que, si intento encontrarles un sentido, puedo penetrar el alma de los personajes que en ella aparecen, y de su director.

Suele ser esta una labor infructuosa, pero divertida.

Alvy Singer dijo...

Hete aquí un posible peliculón.

ALOMA69 dijo...

Tengo que reconocer que no acabo de conectar con los films de D.Lynch.
Gracias por tu comentario y por el enlace!!!

Saludos!!!

Roque dijo...

Desde lost Highway soy un fiel seguidor del bueno de Linch, así que me adhiero a tu post.

Saludos

lallamada dijo...

considero que mullholand drive y carretera perdida estan entre las mejores peliculas de los ultimos años. miles de interpretaciones posibles y una capacidad barbara de provocar hipnosis en el espectador. sin embargo la del señor mayor que atraviesa america en tractor me parece un toston.
ah y twin peaks la mejor serie de television de todos los tiempos.
sin dudarlo david lynch me parece un genio.

el necroscopio dijo...

Gracias a los comentarios acabo de darme cuenta de lo ignorante que soy del cine... Por eso no me he atrevido a comentar antes...
Perdonadme mis ignorancias pero AHORA que sé las películas que ha hecho, puedo comentar que es un artista que tiene una manera de ver la vida e interpretarla muy particular,y por ello, despierta odios, envidias y sobre todo comentarios interesados. (me refiero a críticos de cine)
Pero... Me parece un tío interesante. Me gustaría poder ver la vida como la ve él.
Un saludo.

thalatta dijo...

deseando poder verla estoy!!!! De este hombre podrá no gustarme todo pero, eso sí, iré a verlo.
Más besos, doctor.

Senses & Nonsenses dijo...

interesantísimo post, yo soy de los que intentarán encontrarle un sentido. además con una de sus actrices fetiche laura dern.
yo hace unos días le dedicaba un post a blue velvet, la mejor película de lynch en mi humilde opinión.
un saludo.

Ru8iN dijo...

? Y si le digo ke estoy en Berlín revisionando "Twin Peaks"?

Francamente genial, con lo que ello conlleva...

Saludos desde La Bellota!

Bandida dijo...

me acabas de alegrar el día con la noticia de la nueva película de Lynch

J.Álvarez dijo...

Me muero por verlaaaa!!! Yo sigo a la espera, porque no sé si finalmente se estrenará en el Festival Internacional de Cine de Cataluña, Sitges 2006, donde se le rinde homenaje... se rumorea q una de las sorpresas puede ser la proyección de la peli, pero en principio no está en el cartel oficial del festival... Y YO ME MUERO POR VERLAAAA! (Yo también disfruto de cada segundo y cada minuto de las pelis de Lynch, y hasta de los episodios q dirigía él en persona de Twin Peaks, q ahora estoy disfrutando como un enano...)