22 jun. 2006

Billy Wilder, que estás en los cielos

Hoy, cuando hemos dejado atrás la maldita primavera y nos adentramos en el jodido verano, Billy Wilder hubiera cumplido cien años. No se me ocurre mejor momento para recordar a este genio que el séptimo arte nos ha dado. Su talento como guionista se curtió a base de mucho esfuerzo, trabajar a destajo, saberse rodear de los mejores y ser capaz de sacar partido a su inmensa capacidad fílmica. Poco puedo añadir que no se sepa de Mr. Wilder, tan sólo recordar cinco de sus películas que me parecen imprescindibles (y recomendables para soportar las calurosas noches veraniegas):

Double Indemnity (Perdición, 1944). A pesar de ser reconocido como uno de los más grandes en el género de la comedia, su talento como guionista era tal que no había proyecto que se le resistiese. En esta obra maestra del género negro, escribió el guión junto al gran James M. Cain, adaptando la novela de éste, en la que se combina sordidez, pasión y suspense, marcando los cánones del género y logrando que Barbara Stanwyck se convirtiese en una de las femmes faltales más inolvidables. Hay va una perla:
Phyllis (ella): “Hay un límite de velocidad en este estado, señor Neff. Cuarenta y cinco millas por hora.
Neff (él): ¿A cuánto iba, agente?
P: Yo diría que a noventa.
N: Supongo que bajará de su motocicleta y me pondrá una multa.
P: Creo que por esta vez le dejaré ir con un aviso.
N: ¿Y si no hago caso?
P: ¿Y si le sacudo en los huesos?
N: ¿Y si me echo a llorar sobre su hombro?
P: ¿Y si lo intenta sobre el de mi marido?


Sunset Boulevard (El crepúsculo de los dioses, 1950). Esta película es puro Hollywood. Llena de cinismo atroz para retratar a los personajes de la meca del cine de forma crítica, envenenada, mostrando el exceso, la vanidad, los egos y la decadencia de las grandes estrellas. Magistral.


Some like it hot (Con faldas y a lo loco, 1959). Comedia inolvidable con Lemmon, Curtis y la gran Marilyn Monroe, llena de ritmo, diálogos magníficos y unos actores en estado de gracia que nos brindan una de las mejores comedias de la historia del cine. Simplemente perfecta. Perlas:
Curtis: Pero tú no eres una chica, ¡eres un tío! ¿Por qué querría un tío casarse con otro tío? Lemmon: ¡Seguridad!. O este otro: Lemmon: ¡Tengo cosas que contarte! Estoy prometido. Curtis: ¿Quién es la chica afortunada? Lemmon: ¡Yo!


The Apartment (El Apartamento, 1960). Comedia en estado puro, emotiva, impecable y cínica con una pareja como Lemmon y McLaine que encadenan diálogos soberbios dando vida a un guión absolutamente perfecto. Una de mis debilidades. Perla: "Tengo la rara cualidad de enamorarme de quién no debo, cuando no debo y dónde no debo".


One, Two, Three (Uno, dos, tres..., 1961). Ver a James Cagney en un papel cómico de esta categoría es impagable. Original, divertida, por momentos alocada y simplemente cómica y genial. Ritmo frenético para una sátira política, que nos muestra una visión cáustica de la Guerra Fría en lo que no queda títere con cabeza. Tiene momentos inolvidables y ya clásicos en la historia de la comedia. Imposible no reirse. Perla: “¿Quiere un cigarro?”, invita el burócrata soviético al gerente de la Coca-Cola en Berlín. “Son cubanos, se los cambiamos por cohetes.” El gerente enciende el cigarro, da una pitada y lo escupe, asqueado. “¡Son una porquería, estos cigarros!” “¿Y qué, usted cree que los cohetes son buenos?”.

En definitiva un maestro del arte cinematográfico que descansa en el olimpo de los más grandes. Gracias Mr. Wilder por hacernos reir y recordarnos que nadie es perfecto.

21 comentarios:

Noa dijo...

Es impresionante como los grandes del cine permancen en nuestra memoria con cariño.
Fantástico comentario de un fantástico del cine.

Un besazo merecido!

thalatta dijo...

La frase que ha puesto del apartamento me viene como anillo al dedo.
Todas, todas, todas... me quedo con todas.
Felices sueños, doctor, ando ya apagando las estrellas.

lallamada dijo...

wilder y hitchcock, los dos grandes de los que muchos de los de hoy deberian aprender. Hace poco vi con faldas y a lo loco en la pantalla grande, qué delicia de película.

José Manuel Benítez Ariza dijo...

Amigo Doctor:
Le devuelvo la visita. Coincido con su selección de películas de Wilder: a mí también me parece que "Un, dos, tres" está entre las mejores, aunque les pese a quienes la creen un simple panfleto anticomunista (que no lo es, por supuesto). Yo sólo añadiría "Avanti!" para que la selección fuera redonda.
Saludos.

A pesar de mí dijo...

No dudaba que hoy encontraría aquí un verdadero homenaje al magistral y añorado genio.

Estupendo trabajo, Dr.

MacGuffin dijo...

Yo suscribo aquella frase con la que Fernando Trueba recogió su Oscar por Belle Epoque, diciendo que él no creía en Dios, si no en Billy Wilder.
Un saludo.

Lucinda dijo...

Doctor, ¡qué post más nostálgico! Billy Wilder era otro de los grandes del cine... "Con faldas y a lo loco" es mi favorita de la lista que ha puesto... irónica, divertida, absurda a veces... Wilder tenía gusto por el cine clásico y lo representa como pocos cineastas de la época. Me ha encantado este recordatorio.

Besos.

clairenlaciudad dijo...

Me quedo con PERDICION, para mi lo tiene todo, es de los años cuarenta, década predilecta junto con los setenta, "femme fatale"... y en general no me van las comedias por geniales que sean las de Wilder, me va más la perdición...

Viola de Lesseps dijo...

Sublime homenaje para alguien que lo merece. Yo en mi humilde noche también me he unido.

Dulces saludos Doctor.

desconvencida dijo...

¡Y yo que aún no he visto "Uno, dos, tres..."! Imperdonable...

No sé cómo he llegado hasta aquí pero me parece que me quedaré un rato, mirando en sus archivos ;)

Mentenferma dijo...

Qué mejor manera de homenajearlo que rememorando sus joyas...

Mañana echan una de ellas en la Cuatro, supongo que habrá estado al tanto del ciclo que le han dedicado.
"The Apartment" (¡gracias por el link al guión!, aunque la página me aparece temporalmente ocupada), coincidimos en debilidades, Doctor.
Gracias como siempre por su elegancia y no olvidarles nunca.

Un abrazo.

Alvy Singer dijo...

Aquí un amigo. Ya lo dijo un sabio "Nadie es perfecto. Pero él lo era"

¡Un saludo!

REFO dijo...

Cuando Trueba dijo lo de Dios, nunca estuvo tan cerca de una verdad inapelable.

FELIZ CENTENARIO, celebrémoslo viendo dos o tres películas suyas.

¿Cuáles eligiriáis hoy?

_emidark_ dijo...

Con faldas y a lo loco!!
Siempre he querido ver ésa película
..
la tendré entre las buscadas

Salu2!!

el necroscopio dijo...

¿Que puedo decir de este genio que ya no se haya dicho? Pues que es una lástima que vivamos tan poco y podamos plasmar genialidades durante tan poco tiempo. El género humano es efímero, pero su obra (mientras el soporte aguante) puede ser inmortal. Menos mal que la técnica avanza y podemos conservar tantas obras en otro formato más duradero, porque si no se perderían para siempre.
He aquí mi lamento por la corta vida de la humanidad (sobre todo de cierta parte) y sin embargo la permanencia de su obra, gracias a la ciencia.

el necroscopio dijo...

Gracias por su visita. Aunque no le puede dedicar al séptimo arte las horas que debiera (más que nada porque el pequeño Hitler que tenemos en ciernes en casa no nos deja poner otra cosa que el inefable Barrio Sésamo que le hemos comprado) pues... Vamos que cuando pueda me pondré al día. Pero... mientras tanto seguiré observando cómodamente desde mi butaca el espectáculo que se desarrolla en su pantalla...
Un saludo.

Rosenrod dijo...

Wilder, Lubitsch... ¿qué sería de nosotros sin ellos?

Y es más: ¿dónde están los que los continúan?

Una maruja en internet dijo...

Me gusta mucho el cine, pero creo que es por la edad que tengo...he visto muchísimas películas de Wilder y muchas veces, pero son de las que se dejan ver muy bien sean las veces que sean.

Un saludo caballero.

Lluna de foc dijo...

Muy bien Dr. por este post, te dejaste "Irma,la Douce". Con Jack Lemmon y Sherley McLaine.
Mi hija que nacerá en agosto se llamará Irma.

Besos

Pol dijo...

Yo solo creo el Wilder y temo a Keyser Soze.

Anónimo dijo...

Adoro a Billy Wilder, me gustan TODAS sus películas y le doy las gracias por haber existido. Te echo de menos, Billy!!