13 ene. 2006

Tarantino



Hoy me siento bien. No tengo resaca. He dormido de un tirón desde el amanecer, sin pesadillas, sin vómitos. No he visto la luz del sol. Pero qué importa. Anoche me divertí con un viejo amigo. Vino a visitarme por sorpresa. Hacía tiempo que no manteníamos contacto. Pero en un encuentro inesperado con un amigo recuperas el tiempo perdido y congratula más que una cita.
Salimos a cenar, comenzamos con vino. Recordando viejos tiempos. Acudió a mi gabinete. No necesitaba mucha ayuda. Sólo alguien que le escuchase. Que le entendiese. Nos caímos bien desde el primer momento. Unas cuantas juergas y nos convertimos en amigos.
Tras la cena, paramos en unos cuantos garitos. De esos oscuros, con mucho humo y buen whisky que él sabe que frecuento. Una ruta hacia el amanecer con paradas para divertirse, reir, gritar y hasta bailar. A él le gusta bailar. Se marcó un improvisado swing con una rubia despistada que no le dejó acercarse más de la cuenta.
Me contó sus planes. Lo bien que le va todo y la cantidad de proyectos interesantes que está llevando a cabo. Ha presentado “Hostel”, el taquillazo en EEUU es estos momentos, que ha tumbado al mismísimo “King Kong” de Jackson y a “Las Crónicas de Narnia”, sólo como productor ejecutivo, pero eso vende y se acaba de demostrar. Los mismo ocurrirá pronto con “Killshot” (adaptación de la novela de Elmore Leoard) y con “Hell Ride” (dirigida por Larry Bishop) donde producirá e intervendrá como actor. Tiene en pre-producción “Grind House”, escrita por él y otro impresentable cineasta como R.R., dos historias de terror de una hora en un mismo largo. Al finalizar se pondrá manos a la obra con “Inglorious Bastards”, ambientada en la segunda guerra mundial. Un auténtico futuro alentador.
El amanecer se acercaba y el alcohol ya empezaba a convertirnos en fantasmas solitarios. De regreso, un abrazo sentido y una mirada cómplice. Sin palabras. No hacían falta. Sin despedidas, nos dimos la espalda, cada uno por su camino, sabiendo que volveríamos a vernos. Y aunque pasase mucho tiempo nuestra amistad seguiría intacta.
Por eso hoy me siento bien. Quizás hasta me siente a ver una película. Si es porno mejor.

12 comentarios:

MalditosTacones dijo...

Pero qué productivo este hombre y además, pocas cosas de las que hacen tienen desperdicio...

Y usted, doctor, ¿de dónde saca a tales pacientes?(a ver!! Páseme fichas, nombres, historiales y próximas novedades!!)

Un beso... .. .

Dr. Strangelove dijo...

malditostacones, tuve un época gloriosa. Mi gabinete estaba de moda entre personajes y cineastas. Alcancé la gloria, conseguí algunos amigos y me aficioné aún más al whisky. Después vinieron las vacas flacas. Ahora retomo mi gabinete como lo único que me queda y me aferro con fuerza, para hacer lo único que se hacer bien: escuchar y dar buenos consejos. Espero volver a vivir de esto algún día.
Saludos.
P.D.: en cuanto a productividad, me gustaría poder decir los mismo. ¡No abandones la pluma! Creo que los domingos los tienes libre. Pues a escribir.

MalditosTacones dijo...

Por cierto doctor, vuelvo a su consulta para comentarle mi fobia a la informática y, por tal motivo le refiero, que no tengo ni la más mínima idea de cómo insertar una foto de mis Malditos Tacones.

En espera de respuesta, le saluda ésta que escribe...

A pesar de mí dijo...

Dr., me gusta mucho tu amigo. Veo que tu gabinete va cada día mejor. Que continue así.

Mavrakis dijo...

"Kill Bill" me pareció cine para los cinéfilos del cine malo de acción. Un elogio de la basura.

Por eso no entendí su éxito comercial, si la gente que va a los cines tiene una formación cultural - media - que no supera a las comedias yanquis de canal Sony.
Efectos del whisky.

Se supone que el culto al kitsch tiene que quedar en eso, en una broma. (Ojo, kitsch, a esta altura, también es emborracharse con whisky. Lo digo porque si habré empinado el codo delante de un Teacher´s...).

Dr. Strangelove dijo...

Estimado mavrakis: Las películas de cine no está hechas para un público con más o menos formación cultural. En su origen fue una atracción para el público en general, curioso, no presisamente culto y que tan sólo quisiera gastarse una pequeña cantidad de dinero en disfrutar de un nuevo entretenimiento. El verdadero apogeo del cine, surgido en los EEUU en la primera y segunda décadas del siglo XX, se debió a que una serie de ávidos empresarios vieron en el cine un espectáculo para el gran público, para el pueblo llano. De ahí su respuesta. Entrada barata y para todos (un nikel). En fin, si consideras Kill Bill como cine de acción malo ("elogio de la basura") es que no entiendes a mi amigo Tarantino, que por cierto tiene un Oscar al mejor guión original y una Palma de Oro (Cannes) al mejor director (aunque esto no avala todo lo que hace). Es un cineasta con talento que le gusta fusionar eclécticamente estéticas dispares con un punto de vista entre la comedia, la acción pura y una realización arriesgada. No confundir con cultura kitsch. De ahí su éxito comercial. En fin, después de esta parrafada, espero haber aportado algo.
Saludos

A pesar de mí dijo...

Dr. Cuando yo era un jóven aguerrido y muy progre me pasaba las tardes en la filmoteca de Madrid y en los cine clubs de los colegios mayores. Me tragaba cosas que ahora considero intragables. Después -siempre he sido tardio- entendí que el cine era mucho más que Berman, que era ENTRETENIMIENTO, DIVERSIÓN, SUEÑOS, ... por encima de todo; y ese tamiz intelectual que tanto vestía era simplemente otro tipo de cine o de espectador. Viva el CINE, todo el cine y, por supuesto, Tarantino.

Mavrakis dijo...

Bueno, claro, si, yo no estoy tampoco a favor de un equivalente al "voto calificado" (al que podríamos llamar, pues, "butaca calificada"). Decía, simplemente, para resumir, que parodiar ese absurdo cine oriental de artes marciales ultraviolentas es algo (no me lo podrán negar) que disfrutará (sobre todo) el que alguna vez las haya visto.
Quiero decir: no muchos las han visto, pero sí muchos han hecho de "Kill Bill" una "blockbuster movie". He allí, no digamos, la "contradicción", pero sí lo "discutible".

Saludos

Dcine dijo...

Doctor este Tarantino es que no para. Es como un servidor. Mirando y mirando por la red el otro día encontré la web de la productora de este señor que quizás te pudiera servir para ampliar el excelente post:
http://www.abandapart.com
Ya, ya sé doctor que tanto internet me va a dejar frito el cerebro, sobre todo a un niño como yo, adicto además a otras "sustancias" como el cine, los comics, etc. pero que se le va a hacer, me imaginaron así...

Un saludo.

Barry Collins, niño adicto a "sustancias".

:)

Arnau Macià dijo...

Un crack! no hace falta escribir tanto. el mejor director de todos los tiempos, o a caso Pulp fiction, reservoir dogs, kill bill, etc. no son de las mejores peliculas de la historia? felicidades por hablar de el! se lo merece! Aupa Tarantino!

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it paintball gun store Allegra long term health risks tamiflu purchase no prescription Buy wbr online tenuate uk Hair loss balding http://www.web-site-design-houston.info/Webdesigner-stage-cherche.html Pamela anderson honeymoon tape Advanced call center 51 free download Filters water filtration systems Florida miami share time http://www.buyphentermine6.info/safety_eyewear_accessories_online.html Call center closing air-o-swiss air purifier and humidifier Secured merchant account Referat die automarke peugeot west at home call center Picture+of+liposuction Online pharmacy tramadol buy tramadol Holland america expansion call centers

Soni dijo...

Ey, no me creo que no te contara nada el señor Tarantino... Nada, sólo se dedicó a beber whisky, a bailar con una rubia, y poco más... No me lo creo. ¡Este tipo no para de rajar frenéticamente! Bueno, en fin, a saber lo que parloteó...
Un saludo. Está muy bien tu blog.