2 abr. 2008

Desmontando a... Jessica Alba


Vamos a continuar con esta sección para bajar de las nubes a ciertas estrellas que, bajo mi personal y particular punto de vista, están totalmente sobrevaloradas en todos los términos.

Jessica Alba también es de esas actrices cuyo nombre aparece por todas partes y como mujer es nombrada supersexy y encabeza ránkings de las actrices más bellas. No discuto que tenga belleza pero en absoluto me parece un bellezón. Es más una de esas chicas de moda que enloquece a adolescentes ávidos de posters y fotos con mucha piel, que una mujer de las que te dejen prendado a primera vista.

La cierta animadversión que siento por Alba también es propiciada porque aún no he le visto nada decente como actriz. Su faceta interpretativa, a la que se volcó desde niña no ha dado buenos frutos. Saltó a la fama mundial por un papelito en el que destacaba más su contorneo encuerado que su capacidad para transmitir algún sentimiento sin diálogo que no fuera mera insinuación. Me refiero a 'Sin City' claro. Aunque ya antes había trabajado en títulos como 'El Diablo metió la mano'.

Pero, no hay que dejarnos cegar por su halo de glamour y explosiva atracción (que no termino de encontrarle) y viendo su posterior filmografía no se puede si no ver a esta "supuesta latina" como una actriz joven y guapa que se acopla bien para papeles sin demasiada exigencia interpretativa, enfundada en vestuario curvilíneo y en historias de superhéroes ('Los 4 fantásticos') o cintas de terror de medio pelo ('The Eye').

Quizás valore más su faceta menos conocida: gran nadadora y buceadora, deportista, con trastorno obsesivo compulsivo y motera, además de que nunca la veremos desnuda en ninguna película (sus reiteradas declaraciones y las cláusulas de sus contratos así lo confirman). Por cierto, su caché supera los 3 millones de dólares. Para un servidor nos los vale. Además de que no sonríe (de verdad) nunca.